Adi贸s a los focos hal贸genos

Los focos hal贸genos se dejan de comercializar en la UE para sustituirlos por modelos m谩s eficientes.

El plan para eliminar las bombillas m谩s derrochadoras y sustituirlas por otras m谩s eficientes sigue su curso. Si ya le toc贸 en su d铆a a las populares bombillas incandescentes, ahora le llega el turno a los focos hal贸genos, cuya comercializaci贸n en la Uni贸n Europea (UE) est谩 prohibida desde el 1 de septiembre.

La UE proh铆be los focos hal贸genos

A partir del 1 de septiembre no se pueden comercializar focos hal贸genos en los pa铆ses miembros de la Uni贸n Europea (UE). Se cumple as铆 la normativa y los planes comunitarios que desde 2009 comenzaron la retirada progresiva de los modelos de mayor derroche energ茅tico para sustituirlos por otros m谩s eficientes. Uno de los primeros afectados fueron las populares bombillas incandescentes inventadas por Thomas Alva Edison, que se retiraron entre 2009 y 2012.

Esta medida no significa que los consumidores que tengan en su casa estos modelos est茅n obligados a retirarlos, sino que cuando tengan que sustituir o comprar nuevas bombillas ya no los tendr谩n a su disposici贸n. Por su parte, los establecimientos podr谩n vender sus existencias hasta agotarlas, pero ya no recibir谩n nuevos productos.

La prohibici贸n afecta a los focos, ya que el sector consegu铆a de la Comisi贸n Europea (CE) una moratoria para las luces hal贸genas que les permitir谩 su comercializaci贸n hasta septiembre de 2018. Seg煤n datos de la Asociaci贸n Espa帽ola de Fabricantes de Iluminaci贸n (Anfalum), la tecnolog铆a hal贸gena supone en la actualidad un 10% de todas las ventas del sector.

La UE persigue as铆 varios objetivos ambientales y econ贸micos. Al utilizar dispositivos m谩s eficientes, se disminuye el consumo de energ铆a, la dependencia de los combustibles f贸siles, la contaminaci贸n generada por el uso de estos y la emisi贸n de gases de efecto invernadero implicados en el cambio clim谩tico. En concreto, el 50% de la energ铆a que emplean las hal贸genas se transforma en calor y no en luz, con el consiguiente derroche.

El bolsillo de los consumidores tambi茅n lo agradece: seg煤n estimaciones de la CE, una iluminaci贸n m谩s eficiente puede lograr ahorros de unos 115 euros durante su vida de uso.

Alternativas a los hal贸genos

Una vez que se retiran las bombillas incandescentes o las hal贸genas, los consumidores tienen varias alternativas. Las bombillas fluorescentes o de bajo consumo son una posibilidad que puede encontrarse en el mercado, pero la tecnolog铆a que m谩s crece en la actualidad es el LED. Seg煤n datos de Anfalum, ha pasado de suponer el 38% total de las ventas en 2014 al 51% en 2015.

El r谩pido 茅xito de las LED se explica por varias de sus ventajas frente al resto de modelos: no llevan los materiales contaminantes de otro tipo de luminarias (como mercurio, plomo o tungsteno); poseen una alta eficiencia al lograr ahorros de energ铆a de m谩s del 85% con respecto a una bombilla incandescente; aunque son m谩s caras que otras luminarias, como fluorescentes o hal贸genas, se rentabilizan con el tiempo dada su gran duraci贸n, y como se est谩n generalizando, su coste es cada vez m谩s bajo; y, por 煤ltimo, el mercado ofrece una gran cantidad de modelos que se adaptan a las necesidades m谩s variadas de los consumidores.

Ahora bien, se recomiendan varios consejos para elegir de forma correcta la iluminaci贸n LED y que no acabe defraudando al usuario. Decantarse por marcas reconocidas y asesorarse en el lugar de venta antes de comprar son criterios b谩sicos.

Los hal贸genos tambi茅n se reciclan

Adem谩s de reducir el gasto en energ铆a al elegir modelos eficientes, el siguiente paso para continuar en el camino medioambiental es reciclar los hal贸genos y, en general, cualquier tipo de bombilla cuando llega al final de su vida 煤til.

Los consumidores disponen de varios sistemas para desprenderse de los productos luminosos fuera de uso de forma adecuada. De hecho, la legislaci贸n vigente (Real Decreto 110/2015) que rige el tratamiento de los residuos de aparatos el茅ctricos y electr贸nicos (RAEE) obliga al reciclado de bombillas y luminarias.

En Espa帽a dos Sistemas Integrados de Gesti贸n (SIG) se encargan de recoger estos residuos y trasladarlos a las plantas de tratamiento donde realizan el desguace y recuperaci贸n de algunos de sus componentes: Ambilamp y Ecolum.

Los ciudadanos pueden depositar sin coste alguno los residuos de bombillas en tiendas de iluminaci贸n, ferreter铆as, lampister铆as, supermercados y cadenas de distribuci贸n. Ambilamp proporciona dos dep贸sitos diferentes para mejorar su posterior tratamiento: uno para los fluorescentes y otro para las bombillas de bajo consumo y los LED retrofit. Ecolum, por su parte, recicla tambi茅n todo tipo de luminarias, tanto dom茅sticas como profesionales y r贸tulos luminosos.


Tambi茅n te interesar谩 :

Shortlink:

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>