Recibir una Herencia: Heredar deudas

Es posible negarse a recibir una herencia con acreedores y deudas, pero si es el heredero quien tiene acreedores, estos pueden obligarle a aceptarla.

La crisis hace mella en todos los 谩mbitos de la econom铆a y las sucesiones testamentarias no son menos. Cada vez son m谩s frecuentes las herencias con deudas asociadas y, cuando estas son superiores a los haberes, el heredero tiene que responder con sus propios bienes. Lo m谩s apropiado entonces es rechazar la herencia o aceptarla a beneficio de inventario. Asimismo, si es el heredero quien tiene deudas, sus acreedores pueden obligarle judicialmente a aceptar la herencia, con el fin de cobrar los impagos.

Deudas del fallecido: qu茅 sucede

Nadie est谩 obligado a aceptar una herencia ya que, no solo se hereda el activo, sino tambi茅n el pasivo. Quien recibe un legado se subroga a sus derechos y obligaciones como si fuera el propio causante y tendr谩 que responder con sus bienes a las deudas de la misma.

Cuando hay fundadas dudas de que una herencia puede llevar consigo deudas de cualquier 铆ndole (que est茅n debidamente acreditadas y que sean exigibles por acreedores), la mejor soluci贸n para el heredero es rechazar la herencia o aceptarla a beneficio de inventario.

Aceptar una herencia a beneficio de inventario

La aceptaci贸n a beneficio de inventario implica la separaci贸n entre el patrimonio personal del heredero y el caudal de la herencia. Esta f贸rmula debe formalizarse en documento p煤blico ante notario, un agente consular (si el beneficiario se encuentra en el extranjero) o a trav茅s de documento privado, presentado ante la Administraci贸n Tributaria, en los seis meses siguientes a la fecha en que se declara al heredero como tal. Adem谩s, los herederos siempre pueden solicitar la formaci贸n de inventario antes de decidirse por la aceptaci贸n o la repudiaci贸n de la herencia.

El inventario es aconsejable en los casos en que se duda de la solvencia del fallecido y considera que solo se responde de las deudas con el valor de los haberes de la herencia. Para ello, se hace un inventario notarial o judicial de los bienes del difunto y se procede al pago de todas las deudas y cargas mediante la venta de esos haberes. Solo el remanente de los bienes, si queda algo una vez satisfechas todas las obligaciones, se reparte entre los herederos. Se hereda solo el saldo que queda disponible despu茅s de abonar las deudas. Por el contrario, si en el inventario el capital que se debe es mayor que el valor de los bienes, los herederos no heredar谩n nada, aunque tampoco tendr谩n que aportar su patrimonio personal. Como la limitaci贸n de la responsabilidad solo afecta a quienes han aceptado la herencia a beneficio de inventario, es conveniente que todos los herederos adopten la misma f贸rmula.

En muchas ocasiones, la aceptaci贸n de la herencia a beneficio de inventario est谩 impuesta por ley, como en el caso de los menores o incapacitados, herederos de confianza (personas f铆sicas a quienes el testador encomienda que den un determinado destino a sus bienes) o personas jur铆dicas p煤blicas y privadas declaradas de inter茅s social. Por otra parte, cuando el causante est谩 en la situaci贸n de insolvencia a la que se refiere el art铆culo 3, apartado 4, de la ley 22/2003 de 9 de julio, Ley Concursal, la herencia puede declararse en concurso, lo que lleva emparejada legalmente la aceptaci贸n de la herencia a beneficio de inventario.

El beneficio de inventario limita la responsabilidad del heredero y le favorece por los siguientes motivos:

  • No est谩 obligado a pagar deudas que excedan el valor de los bienes de la herencia.
  • Conserva todos sus derechos y acciones contra el caudal hereditario.
  • No se confunden sus haberes particulares con los que proceden de la herencia.

Los requisitos necesarios para la aceptaci贸n de una herencia a beneficio de inventario son:

  • Se debe hacer una manifestaci贸n expresa ante notario o ante el juez de la voluntad de aceptar la herencia con ese efecto.
  • Se tiene que confeccionar un inventario de los bienes de la herencia en un plazo de 60 d铆as, prorrogables hasta un m谩ximo de un a帽o.
  • Hay que nombrar un administrador de los bienes (puede ser uno de los herederos), que realizar谩 los pagos a los acreedores y legatarios de forma ordenada, antes de entregar la herencia a los herederos (si es que quedara algo de activo).

Las costas del inventario y los dem谩s gastos a los que pueda dar lugar la administraci贸n de una herencia aceptada a beneficio de inventario se hacen a cargo de la misma herencia.

Cuando el heredero es quien tiene deudas

Seg煤n el art铆culo 1.001 del C贸digo Civil, si el heredero que tiene deudas pendientes con terceros repudia una herencia y, con ello, causa un perjuicio a sus acreedores, estos pueden solicitar al juez la entrega de la herencia (o que les autorice a aceptarla en su nombre), con el fin de resarcirse de los impagos. La ley permite que los acreedores de un heredero puedan oponerse judicialmente a la renuncia de una herencia.

Los acreedores tienen derecho a percibir la cuant铆a correspondiente hasta satisfacer el importe de sus cr茅ditos y, si sobra alguna cantidad de la porci贸n hereditaria de quien rechaz贸 la herencia, esta no pertenece ya al renunciante, sino que se reparte entre el resto de los herederos.

Hay que destacar que, una vez abonadas las deudas, los acreedores no tienen ning煤n derecho sobre el sobrante de la porci贸n hereditaria. Asimismo, los acreedores de quien renuncia a una herencia disponen de un a帽o de plazo, desde la fecha de la repudiaci贸n, para reclamar sus derechos. Con objeto de satisfacer sus deudas, un acreedor puede ir contra los bienes de la herencia, contra los de quien la rechaza y contra los del heredero, por este orden.

En ocasiones, sucede que una persona declarada insolvente recibe una herencia y pretende renunciar a la misma para no verse obligada a entregar los haberes adjudicados a los acreedores en pago de las deudas pendientes. Con esta decisi贸n perjudica a sus acreedores, por lo que la ley les autoriza a oponerse judicialmente a esa renuncia. En este caso, los acreedores de los coherederos pueden intervenir en la partici贸n de la herencia para evitar que esta perjudique sus derechos.

Si uno de los coherederos es acreedor del difunto, puede reclamar de los otros el pago de su cr茅dito y deducir su parte proporcional como tal heredero. En cualquier caso, antes de efectuar una actuaci贸n sucesoria o relacionada con herencias, es conveniente contar con el asesoramiento profesional de un abogado.

Fuente:consumer.es


Tambi茅n te interesar谩 :

Shortlink:

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>