Minipréstamos: Dinero rápido que sale muy caro

Los minicréditos son comercializados por empresas no supervisadas por el Banco de España que pueden aplicar hasta un 45% de recargo, por lo que conviene evitarlos.

Cuando se necesita liquidez para afrontar pequeños gastos hay quien recurre a los minipréstamos. Son créditos personales para muy pequeños importes, entre 100 y 500 euros y con plazos de amortización que apenas sobrepasan el mes de duración. Los comercializan, por lo general, empresas privadas que funcionan sin la supervisión del Banco de España y que pueden cobrar hasta un 45% de recargo sobre la cantidad solicitada en concepto de comisiones y gastos de gestión.

Contratar minicréditos solo para urgencias

A la mayoría de las personas les gustaría conseguir un crédito fácil, rápido y sin compromiso que les ayudara a afrontar los pequeños gastos que requieren de una liquidez inmediata y cuya financiación no se puede encontrar en las vías convencionales.

Las entidades financieras tradicionales (bancos y cajas de ahorro), o bien no conceden adelantos tan pequeños o piden para otorgarlo la aportación de algún aval o justificación de ingresos. Por tanto, hay casos en los que el único recurso es optar por empresas privadas. Pero conviene evitarlas, ya que funcionan sin la supervisión del Banco de España y, además, aplican comisiones muy gravosas.

Teniendo en cuenta los riesgos, ¿merece la pena recurrir a estos canales de financiación para pedir cantidades tan minúsculas? Se puede acudir de manera puntual para obtener liquidez en situaciones de verdad urgentes, siempre y cuando no se pueda acoger a otras opciones como el adelanto de la nómina o préstamos preferentes o sin intereses…. Y, por supuesto, nunca debe ser un hábito, ya que su contratación supone un elevado coste.

Características de los minipréstamos

En caso de que se recurra a esta vía de financiación, es necesario saber en qué consisten estos productos y cuáles son sus características más acusadas.

  1. Son préstamos personales para muy pequeños importes, entre 100 y 500 euros, con unos plazos de amortización limitados que apenas sobrepasan el mes.
  2. Se proporcionan de modo instantáneo, en no más de 24 horas, y su concesión está asegurada en casi todos los casos. Cualquier persona lo puede solicitar, sea cual sea su situación personal y laboral (desempleados, mileuristas, trabajadores temporales, etc.), ya que basta con disponer de una cuenta corriente para realizar las operaciones de ingreso y devolución. El único requisito que imponen los prestamistas es que los demandantes no formen parte de una lista de morosos (RAI, ASNEF…).
  3. Sus intereses y gastos son muy elevados: suponen hasta un 45% sobre la cantidad solicitada. Esta fuente de financiación aplica una de las comisiones más altas por solicitar un préstamo, muy por encima de las de los créditos bancarios (entre un 7% y 13%) o las tarjetas de crédito (entre un 13% y 23%).

Qué pasos seguir para contratar un minicrédito

Si, a pesar de sus inconvenientes y riesgos, el usuario se decanta por contratar un minipréstamo, puede formalizarlo on line. Es un proceso sencillo y hay que seguir los siguientes pasos:

  • Solicitar la cantidad de dinero y el plazo de tiempo para amortizarlo.
  • Cumplimentar un sencillo formulario con la información pedida, indicar la cuenta bancaria donde se desea recibir el dinero.
  • En cuestión de pocas horas se recibe una respuesta que acepta o rechaza la solicitud, sin necesidad de enviar documentación o información adicional.
  • En caso de aprobarse, se dispone del importe pedido en la cuenta corriente en un plazo muy breve, que oscila entre una y seis horas.

Cómo devolver el préstamo

El proceso para devolver este tipo de créditos es automático. Se carga directamente en la cuenta bancaria el importe que se tiene que reintegrar a través de la tarjeta que se proporciona en el momento de formalizar la solicitud. Basta con asegurarse de que el día del vencimiento haya suficiente dinero en la cuenta bancaria para atender el cargo.

Para saber el importe íntegro que se debe devolver (el adelanto y sus correspondientes intereses y gastos de gestión), se pueden utilizar las calculadoras on line que disponen las webs de las empresas que comercializan estos préstamos.

Fuente:consumer.es


También te interesará :

Shortlink:

Un comentario en Minipréstamos: Dinero rápido que sale muy caro

  1. IMPORTANTE: En Atención al Consumidor hemos habilitado un servicio de Mediación entre nuestro Organismo y determinadas Entidades Bancarias para que los Consumidores puedan acceder a Créditos, Préstamos, Hipotecas y otros productos, en condiciones más ventajosas.

    Click en el enlace, para solicitar un Crédito, Préstamo ó Hipoteca: http://atencionalconsumidor.com/?p=4281

    …ó llamando directamente al Teléfono del Consumidor, 807 50 20 40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>