Vacaciones: Alojamiento barato a trav茅s de Internet

Los servicios de alojamiento en casas particulares como alternativa al hotel est谩n de moda.

Un hotel o apartahotel, en sus diferentes modalidades, son la opci贸n m谩s tradicional para alojarse durante los desplazamientos a otras ciudades y pa铆ses. Sin embargo, hay alternativas para encontrar cama con un coste inferior, que se alejan de los est谩ndares que rigen los establecimientos hoteleros.

Hace ya m谩s de 50 a帽os que se inventaron las comunidades de intercambios de casas, que comenzaron mediante cat谩logos en papel y en la actualidad utilizan a Internet como la principal plataforma para poner en contacto a los miembros de estos “clubes”. Su vertiente m谩s moderna es disponer un sof谩, o una cama, para otros usuarios.

A continuaci贸n se detallan algunas de las plataformas que ofrecen este servicio y se explican las ventajas e inconvenientes de estos alojamientos.

Alojamiento barato en la Red, un negocio en auge

Plataformas como CouchSurfing est谩n entre las m谩s utilizadas para esta modalidad de intercambios. Este tipo de p谩gina web no busca un beneficio econ贸mico de los miembros, sino una forma de dar un servicio de hospitalidad que permita conocer a otras personas y vivir experiencias. Desde el pasado mes de septiembre, sin embargo, esta p谩gina web ha dejado de ser una organizaci贸n sin 谩nimo de lucro que viv铆a de las donaciones de sus usuarios para convertirse en una empresa con la intenci贸n de salir a Bolsa, aunque su funcionamiento y filosof铆a no cambiar谩, seg煤n asegura su fundador, el emprendedor Daniel Hoffer.

En los 煤ltimos a帽os se han formado muchas plataformas destinadas a que particulares de todo el mundo puedan ganar dinero al poner sus habitaciones a disposici贸n de otras personas

En los 煤ltimos a帽os, no obstante, se han creado en Internet muchas m谩s plataformas destinadas a que particulares de todo el mundo puedan ganar dinero a base de poner sus habitaciones y casas a disposici贸n de otras personas. De esta manera, es posible encontrar casas particulares, apartamentos, chalets, habitaciones e, incluso, otros tipos m谩s ex贸ticos de hospedajes, como barcos.

El funcionamiento es sencillo: los particulares que ofrecen un alojamiento publican sus ofertas en la plataforma y el resto de usuarios pueden valorar el trato, la hospitalidad y las condiciones de la estancia. Por tanto, la reputaci贸n de los alojamientos est谩 en constante evaluaci贸n por parte de los hu茅spedes que los han utilizado.

Una vez aceptada una reserva, el anfitri贸n y el hu茅sped deben quedar para la entrega de llaves, aunque toda la transacci贸n econ贸mica se realiza a trav茅s de las plataformas que los ponen en contacto. El negocio de estas empresas est谩 en quedarse con un porcentaje de la transacci贸n, que oscila entre el 3% y el 15%.

Peligros y garant铆as al reservar en Internet

Sin embargo, no es un negocio completamente as茅ptico, sino que entra帽a algunos peligros, como que las condiciones no se cumplan al 100% o bien que los inquilinos destrocen el mobiliario. Por este motivo, los servicios ponen a disposici贸n del due帽o una garant铆a frente a imprevistos y da帽os causados por el hu茅sped en situaciones como vandalismo o robo.

Tambi茅n puede ocurrir que el cliente cancele la reserva muy poco tiempo antes de la fecha de entrada, o bien lo contrario, que el anfitri贸n no atienda a la reserva y el inquilino se quede sin casa. Debido a esto, algunas de estas plataformas no permiten la cancelaci贸n una vez aceptada la reserva, a no ser que sea a causa de fuerza mayor.

Adem谩s, en algunos pa铆ses, parte del sector tur铆stico considera que este tipo de plataforma convierte apartamentos particulares en hoteles ilegales porque no pagan los impuestos locales sobre pernoctaci贸n que los ayuntamientos de algunas ciudades aplican sobre los turistas.

Principales plataformas

Una de las empresas l铆deres del sector, Airbnb, con m谩s de dos millones de noches vendidas en sus tres a帽os de funcionamiento, tuvo una crisis de reputaci贸n el pasado verano debido a que uno de los usuarios de la plataforma se encontr贸 con su piso destrozado despu茅s de ponerlo en alquiler. El CEO y cofundador de la empresa, Brian Chesky, se comprometi贸 de forma p煤blica a mejorar los sistemas de seguridad, atenci贸n al cliente y pagos seguros. En la actualidad, Airbnb est谩 valorada en m谩s de mil millones de d贸lares y cuenta con m谩s de 15.000 ciudades en 192 pa铆ses donde poder alquilar un alojamiento, entre ellos Espa帽a desde febrero de este a帽o.

Desde Alemania, se han puesto en marcha dos proyectos similares con alcance global. Wimdu cuenta actualmente con 2.000 ciudades de 103 pa铆ses. Dispone de miles de alojamientos, desde apartamentos en las grandes urbes hasta casas en 谩rboles. Esta plataforma tambi茅n permite publicar ofertas bajo el concepto de “Bed and Breakfast” en un apartamento de otra persona. Por su parte, 9flats, que cuenta con versi贸n en espa帽ol, es una plataforma muy parecida a Airbnb, en la que hu茅spedes e inquilinos pueden cerrar sus acuerdos para el alquiler de un apartamento en cualquier lugar del mundo.

Desde Espa帽a, tambi茅n se ha lanzado la plataforma DondeDormir.com, para encontrar desde una cama para dormir de alquiler en un piso por temporadas, hasta apartamentos en la playa. Por el momento, la oferta disponible est谩 m谩s centrada en nuestro pa铆s que en otros destinos internacionales.

En Argentina, la web CompartoDepto cuenta con m谩s de 20.000 habitaciones y apartamentos para alquilar a lo largo y ancho del pa铆s austral.
Fuente:consumer.es


Tambi茅n te interesar谩 :

Shortlink:

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>