Pagar pensi贸n a los hijos mayores de edad

Los padres tienen la obligaci贸n de abonar una manutenci贸n a los hijos mayores de edad que carecen de medios econ贸micos propios, mientras estudian o buscan trabajo

Uno de los principales problemas que se plantea cuando una pareja se divorcia suele estar relacionado con la cuesti贸n econ贸mica, sobre todo en lo que concierne a la manutenci贸n de los hijos. Los progenitores tienen el deber de abonar la pensi贸n alimenticia a sus hijos mientras son menores de edad, as铆 como a los mayores de 18 a帽os que est茅n cursando estudios o que carezcan de medios econ贸micos propios que garanticen su independencia, siempre que est茅n haciendo lo necesario por conseguirlos.

Cu谩ndo es preceptivo el abono de la pensi贸n de alimentos

El n煤mero de divorcios ha disminuido en Espa帽a en m谩s de un 20% con respecto a los a帽os anteriores a la crisis. Sin embargo, la bajada de los salarios y la p茅rdida del empleo provocan que numerosos progenitores, inmersos en procedimientos de separaci贸n o divorcio, soliciten que se les reduzca la cantidad asignada en concepto de pensi贸n de alimentos a sus hijos.

Al mismo tiempo, aumentan las reclamaciones por retrasos en los pagos de los gastos extraordinarios y las pensiones alimenticias. Facturas o recibos que antes no se reclamaban, ahora s铆 se precisan e, incluso, se han recortado las prestaciones de alimentos a hijos mayores de edad.

El ordenamiento jur铆dico espa帽ol no establece ninguna edad a partir de la cual se debe extinguir de forma autom谩tica la pensi贸n alimenticia, sino que estipula que la manutenci贸n ha de mantenerse hasta que se produzca la independencia econ贸mica del hijo porque se haya integrado al mercado laboral. Sin embargo, en la coyuntura econ贸mica actual es dif铆cil determinar en qu茅 momento se producir谩 dicha incorporaci贸n. Las oportunidades laborales que ofrece el mercado de trabajo a los j贸venes son inestables, eventuales y con escasa remuneraci贸n, por lo que, a menudo, son insuficientes para que los hijos puedan vivir de forma independiente.

Pese a que no hay una regla general que determine cu谩ndo hay independencia econ贸mica, suele considerarse que el hijo mayor de edad tiene derecho a la pensi贸n de alimentos cuando est谩 cursando estudios, o sus ingresos por trabajo est谩n muy por debajo del Salario M铆nimo Interprofesional. As铆, no se estiman suficientes los ingresos obtenidos en empleos espor谩dicos o vacacionales (verano, Navidad, etc.), aunque durante un mes se superen estos m铆nimos. En cambio, los ingresos se consideran aceptables cuando tienen cierta regularidad y est谩n alrededor del sueldo m铆nimo (que para 2013 est谩 fijado en 645,30 euros mensuales, lo que supone 21,51 euros diarios).

A este respecto, seg煤n el art铆culo 142 del C贸digo Civil se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitaci贸n, vestido y asistencia m茅dica, adem谩s de la educaci贸n e instrucci贸n del hijo menor de edad y del mayor de 18 a帽os, mientras no haya terminado su formaci贸n por causa que no le sea imputable.

Qu茅 requisitos debe reunir el hijo para solicitar la pensi贸n

Hay que tener en cuenta que la pensi贸n de alimentos solicitada por el hijo mayor de edad solo cubrir谩 sus necesidades b谩sicas de vida. Para que este pueda solicitarla, tienen que cumplirse varias condiciones:

  • El hijo debe carecer de ingresos propios, o tener ingresos de una cuant铆a muy peque帽a, por trabajos de vacaciones o espor谩dicos, que demuestren que no se ha incorporado al mercado laboral.
  • En general, conviene que la pensi贸n sea reclamada por el progenitor con el que convive el hijo.
  • Cuando la pensi贸n es solicitada directamente por el hijo mayor de edad, no hace falta que demuestre convivencia con ninguno de los padres, pero s铆 es conveniente que est茅 estudiando alg煤n curso oficial. Ha de estar haciendo estudios oficiales con un rendimiento medio. No son v谩lidos a estos efectos los estudios de idiomas o m煤sica o la pr谩ctica de deportes en una academia privada unos d铆as a la semana.
  • Es habitual que la edad del hijo sea un factor decisivo para amparar la petici贸n de la pensi贸n. El juez otorga de forma m谩s f谩cil una pensi贸n a un joven de 18 a帽os que est谩 estudiando una carrera universitaria, que a otro de 24 que est谩 terminando el bachillerato. Pese a todo lo anterior, no hay una edad legal que sirva de l铆mite para una pensi贸n de alimentos en un procedimiento matrimonial.
  • Es el hijo mayor de edad quien debe solicitar la pensi贸n de alimentos cuando pretende reanudar unos estudios que abandon贸 en el pasado, o bien cuando ya no convive con ninguno de los progenitores.

C贸mo calcular la pensi贸n de alimentos

La pensi贸n de alimentos est谩 en relaci贸n con el nivel de vida familiar, las necesidades reales de los hijos y las posibilidades econ贸micas de los padres. Si bien ambos progenitores est谩n obligados a la manutenci贸n de sus hijos, en un procedimiento de separaci贸n o divorcio la pensi贸n de alimentos queda fijada, en t茅rminos monetarios, respecto del progenitor que no convive con el hijo. En cualquier caso, los hijos mayores de edad deben hacer un esfuerzo para cooperar en el sostenimiento de sus necesidades mediante un empleo, aunque sea a tiempo parcial, adem谩s de adaptar su nivel de vida a la situaci贸n real de la familia.

Los juzgados de familia establecen la cuant铆a de la pensi贸n de alimentos teniendo en cuenta los ingresos netos de los progenitores, el n煤mero de hijos, sus edades y las circunstancias especiales que rodean a cada hogar conyugal. De hecho, si alguno de los hijos tiene una enfermedad o un grado de discapacidad, la cuant铆a de su pensi贸n alimenticia ser谩 mayor. As铆, el art铆culo 146 del C贸digo Civil dicta que la cuant铆a de los alimentos est谩 proporcionada al caudal o los medios del padre o la madre y a las necesidades del hijo que los recibe. De cualquier forma, es el juez quien determina de forma concreta e individualizada la contribuci贸n de cada progenitor y la cuant铆a de la pensi贸n de alimentos de acuerdo a las circunstancias econ贸micas y necesidades de los hijos en cada momento.

Cu谩ndo es posible extinguir el pago de la pensi贸n alimenticia

En principio, no se puede precisar por cu谩nto tiempo un hijo necesitar谩 alimento. La obligaci贸n de abonar la pensi贸n alimenticia se mantiene mientras no se produzca ninguno de los motivos que dan lugar a su extinci贸n. Hay opiniones jur铆dicas que apoyan que la pensi贸n no puede ser incondicional e ilimitada. Pero, si el descendiente tiene necesidad y re煤ne los requisitos legales que marca el ordenamiento jur铆dico, la obligaci贸n al pago permanece.

  • La jurisprudencia obliga a los hijos que reciben alimentos a la acreditaci贸n de su aprovechamiento y pueden ser privados de esta pensi贸n si no estudian, ni trabajan por motivos que les sean imputables. De hecho, se puede suprimir esta pensi贸n mediante la solicitud de un Procedimiento de Modificaci贸n de Medidas. Por supuesto, se except煤a el caso en que un hijo no pueda obtener los rendimientos esperados en su formaci贸n acad茅mica por causa de una enfermedad o una discapacidad.
  • Los hijos mayores de edad que han concluido sus estudios y tienen capacidad laboral o, incluso, han accedido ya al mercado de trabajo, aunque convivan con uno de los progenitores, no siempre tendr谩n derecho a la pensi贸n de alimentos. En la mayor铆a de los casos, los tribunales deniegan su reconocimiento.
  • Algunas sentencias jur铆dicas declaran que el acceso de los hijos mayores de edad al mercado laboral, aunque sea con una retribuci贸n reducida o con un contrato temporal, es motivo suficiente para suprimir la prestaci贸n de alimentos.
  • Si el hijo desempe帽a un trabajo o actividad econ贸mica que le permita ser independiente de manera econ贸mica, podr谩 instarse una eliminaci贸n de la pensi贸n.
  • Podr谩 solicitarse la supresi贸n en el caso de los mayores de edad que han terminado sus estudios, pero no tienen empleo por no haberse dedicado a la b煤squeda activa de trabajo. De hecho, el progenitor que abona la pensi贸n alimenticia tiene derecho a solicitar que se reduzca o extinga, si cree que su hijo tiene independencia econ贸mica porque est谩 trabajando, ha terminado sus estudios, o porque no estudia, ni busca trabajo.
  • Aunque el hijo tenga derecho a pensi贸n, si no hay gastos por estudios, la cuant铆a de la pensi贸n tambi茅n puede disminuir.
  • Apenas hay pensiones de alimentos para personas de m谩s de 25 a帽os y menores de 65 que viven de forma independiente, pues se supone que se han incorporado al mercado laboral.
  • El art铆culo 90 del C贸digo Civil establece que las medidas que el juez adopte si no hay acuerdo, o las convenidas por los c贸nyuges (en el Convenio Regulador), pueden ser modificadas de manera judicial, o por un nuevo convenio, cuando se alteren sustancialmente las circunstancias: uno de los c贸nyuges se queda en paro, se recibe una herencia, uno de los hijos adquiere independencia econ贸mica, tiene intenci贸n de vivir con el otro c贸nyuge, etc.
  • En todo caso, si un progenitor se encuentra con dificultades econ贸micas y quiere disminuir la cuant铆a de la pensi贸n, debe hacerlo a trav茅s de un Procedimiento de Modificaci贸n de Medidas. Tendr谩 que explicar en el Juzgado de Familia, las causas por las que solicita una disminuci贸n, respecto de las que fueron establecidas de modo inicial.
  • Cuando el hijo mayor de edad contrae matrimonio, el derecho a percibir la pensi贸n de alimentos y, por tanto, la obligaci贸n del padre que realizaba el pago, quedan sin efecto. Se supone que el hijo que se casa y se independiza cuenta con medios econ贸micos suficientes, ya sean suyos o de su c贸nyuge.

Fuente:consumer.es


Tambi茅n te interesar谩 :

Shortlink:

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>