Redes sociales y tel茅fonos m贸viles; medios para ejercer el ciberacoso

Las nuevas tecnolog铆as desempe帽an un papel cada vez m谩s importante en las relaciones que establecen los j贸venes con otros chicos y chicas鈥.

Esto las convierte 鈥en un instrumento de doble filo: por un lado, son una herramienta de sensibilizaci贸n eficaz frente a la violencia de g茅nero, pero por otro facilitan nuevas v铆as para el ejercicio de conductas violentas, como el ciberacoso, que supone una invasi贸n sin consentimiento y repetida de la intimidad de la v铆ctima鈥.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha expresado de este modo la preocupaci贸n de su departamento por el uso de Internet y las tecnolog铆as entre los j贸venes como forma de ejercer la violencia.

Lo ha hecho en la presentaci贸n de los dos 煤ltimos estudios elaborados por la Delegaci贸n del Gobierno para la Violencia de G茅nero en 2012 y 2013: 鈥El ciberacoso como forma de ejercer la violencia de g茅nero en la juventud: un riesgo en la sociedad de la informaci贸n y del conocimiento鈥, elaborado por Crist贸bal Torres, catedr谩tico de Sociolog铆a de la Universidad Aut贸noma de Madrid, y 鈥La Evoluci贸n de la adolescencia espa帽ola sobre la igualdad y la prevenci贸n de la violencia de g茅nero鈥, dirigido por la catedr谩tica de Psicolog铆a de la Educaci贸n de la Universidad Complutense Mar铆a Jos茅 D铆az-Aguado.

Entre las principales conclusiones de los estudios, en los que han participado m谩s de 8.000 adolescentes y j贸venes de 13 a 19 a帽os, destaca el hecho de que las nuevas tecnolog铆as facilitan a los agresores alcanzar a sus v铆ctimas sin tener contacto directo con ellas, suponen tambi茅n una dificultad para cerrar una relaci贸n de pareja y que los estereotipos tradicionales que siguen existiendo en las relaciones entre hombres y mujeres se proyectan en Internet y las redes sociales.

De hecho, el estudio sobre el ciberacoso se帽ala que Whatsapp, Tuenti y las llamadas al m贸vil son los medios m谩s frecuentes para enviar y recibir mensajes insultantes o amenazantes, como forma de ejercer la violencia de g茅nero.

En paralelo, la juventud 鈥渘ativa digital鈥 tiene una percepci贸n del riesgo muy baja. As铆 lo demuestra el hecho de que m谩s de uno de cada cuatro adolescentes (el 28,1%) no consideren conducta de riesgo responder a un mensaje en el que le insultan. Una proporci贸n similar asegura que colgar铆a una fotograf铆a suya que sus padres no autorizar铆an.

Y son muchos los que los reciben, especialmente las mujeres. De las j贸venes han sido v铆ctimas de violencia de g茅nero a trav茅s de las nuevas tecnolog铆as, hasta el 61,7% asegura haber recibido mensajes con insultos Adem谩s, el 36% ha recibido alg煤n mensaje que les ha hecho 鈥渟entir miedo鈥.

El 14,7% de las chicas que han sufrido esta violencia, por otra parte, asegura haber recibido alg煤n mensaje para presionarlas a participar en actividades de tipo sexual. Y hasta un 16,6% de las j贸venes asegura que han visto difundidas im谩genes suyas comprometidas o de car谩cter sexual sin su consentimiento.

No obstante, un tercio de los j贸venes, chicos y chicas, aseguran haber respondido en dos o m谩s ocasiones a un mensaje en el que le insultan u ofenden.

El estudio sobre el ciberacoso tambi茅n revela otras conductas de riesgo en ambos sexos: el 25% de las adolescentes y el 36% de los chicos no consideran muy o bastante peligroso responder a un mensaje en el que alguien que no conoce le ofrece cosas. Adem谩s, el 5% de las chicas y el 16% de los chicos no creen peligroso colgar una foto suya de car谩cter sexual; de hecho, el 1,1% de las j贸venes y el 2,2% de los chicos reconocen haberlo hecho en alguna ocasi贸n.

Estos datos revelan, para la ministra, la necesidad de actuar. 鈥La juventud y la adolescencia tienen una importancia vital en el desarrollo de la persona. Es el momento en el que se establecen relaciones humanas y se dibuja el proyecto de vida. Por ello actuar en esta etapa es fundamental鈥, ha asegurado.

Por ello, y porque 鈥渜ueremos acabar con este tipo de violencia鈥, Mato ha anunciado una bater铆a de medidas dirigidas a combatir los nuevos delitos relacionados con las nuevas tecnolog铆as, y tambi茅n en el 谩mbito educativo. A las medidas penales, como la tipificaci贸n del acoso como delito, con agravante en caso de que el autor sea c贸nyuge o ex c贸nyuge, se suman las medidas de formaci贸n, como el fomento de la igualdad efectiva en todas las etapas educativas. Tambi茅n durante este curso el Ministerio apoyar谩 el Plan de Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar, que se reforzar谩 en 2014 con la inclusi贸n de otras formas de violencia contra la mujer.

Asimismo, se proporcionar谩n 鈥herramientas a profesores y padres para complementar su labor educativa en este 谩mbito鈥, como la Red de Buenas Pr谩cticas 2.0 para luchar contra el ciberacoso, o el Proyecto Plurales, de educaci贸n en igualdad.

La ministra tambi茅n ha recordado que, haciendo uso del potencial que ofrecen las tecnolog铆as y las redes sociales, se ha lanzado la aplicaci贸n para smartphones 鈥淟ibres鈥, para detectar los signos de la violencia de g茅nero y ofrecer herramientas para salir de ellas.

En este sentido, la ministra ha aprovechado su intervenci贸n para recordar a las 44 mujeres y a los 5 menores fallecidos en lo que va de a帽o por esta lacra, as铆 como a los 40 que han quedado hu茅rfanos y al medio mill贸n de ni帽os que vivieron situaciones de violencia en Espa帽a durante el 煤ltimo a帽o Mato ha reiterado su llamamiento a la denuncia dirigido a las v铆ctimas: 鈥Es la llave de vuestra libertad y de la de vuestros hijos鈥, ha dicho.

Dec谩logo de conductas que revelan Ciberacoso

De los estudios presentados por la ministra se puede extraer un dec谩logo de las formas en las que se puede expresar el ciberacoso:

1. Distribuir en Internet una imagen (sexting) o datos comprometidos de contenido sexual (reales o falsos).

2. Dar de alta a la v铆ctima en un sitio web donde puede estigmatizarse o ridiculizar a una persona.

3. Crear un perfil falso en nombre de la v铆ctima para, por ejemplo, realizar demandas u ofertas sexuales.

4. Usurpar la identidad de la v铆ctima para, por ejemplo, hacer comentarios ofensivos sobre terceros.

5. Divulgar por Internet grabaciones con m贸viles en las que se intimida, agrede, persigue, etc. a una persona.

6. Dar de alta el email de la v铆ctima para convertirla en blanco de spam, contactos con desconocidos, etc.

7. Acceder al ordenador de la v铆ctima para controlar sus comunicaciones con terceros.

8. Hacer correr en las redes sociales rumores sobre un comportamiento reprochable atribuido a la v铆ctima.

9. Perseguir e incomodar a la v铆ctima en los espacios de Internet que frecuenta de manera habitual.

10. Presentarse en un perfil falso ante la v铆ctima con el fin de concertar un encuentro digital para llevar a cabo alg煤n tipo de chantaje on-line (por ejemplo, el 鈥済rooming鈥: acoso sexual a menores).


Tambi茅n te interesar谩 :

Shortlink:

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>