«El servicio técnico oficial dice que la garantía no cubre la reparación por que tiene humedad dentro», ó «no quieren arreglar mi móvil por que tiene un pequeño golpe» son algunas de las quejas que numerosos usuarios nos hacen llegar diariamente a Atención al Consumidor.

pantalla rota movil humedad
Clásica rotura de una pantalla de móvil

Los nuevos terminales, especialmente los de gama media y alta, nos prometen comercialmente pantallas irrayables, resistencia a la humedad e incluso a los golpes.

Parámetros como la resistencia a los golpes, polvo ó a la humedad han de venir avalados por normas y certificaciones que den al usuario una mínima garantía de utilización.

Sin embargo, el uso diario nos demuestra que éstos nuevos teléfonos móviles no siempre están preparados para el uso diario.

Todo producto comercializado en España debe pasar un estricto proceso de homologación que asegure su calidad y seguridad de uso. Los teléfonos móviles no son una excepción. Parámetros como la resistencia a los golpes, polvo ó a la humedad han de venir avalados por normas y certificaciones IP53, IP67…etc que den al usuario una mínima garantía de utilización.

Cuando la garantía no está a la altura del producto.

Sin embargo, cada vez más usuarios ven invalidada la garantía de sus terminales por conceptos tan cuestionables como el haberse encontrado humedad en su interior (?) ó el haberse detectado un pequeño golpe en la carcasa. Tales argumentos confirman que la calidad del móvil que hemos adquirido quizás no sea la que nos prometieron inicialmente… y éso nos habilita para reclamar nuestros derechos como Consumidor.

El problema se acrecienta con los modelos de última generación que nos prometen resistencias extremas al uso y a los elementos. Tras revisar los textos de garantía de varias de éstas unidades, en Atención al Consumidor hemos detectado que no difieren en nada de sus homólogos «no resistentes» por lo que nuestro nuevo y flamante móvil sumergible… presuntamente podría perder su garantía oficial si en él se detecta el más mínimo resquicio de humedad.

¿Qué hacer en éstos casos?.

Si nos vemos afectados por una de éstas situaciones, debemos reclamar, ya que el fabricante no sólo puede haber ha incumplido con parte de lo que nos prometió comercialmente; también puede habernos dispensado un producto que no está preparado ni homologado para su uso diario.

Por éste motivo, debe ser la propia marca la que resuelva éste problema sin que, tal solución, implique para el usuario un nuevo gasto a sumar… al ya abultado precio de muchos de éstos terminales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here