Se utilizarán para Internet de banda ancha, televisión móvil y comunicaciones de radio o de emergencia.

España debe emprender «todas las medidas necesarias» para permitir el despliegue paneuropeo de losservicios móviles por satélite para Internet de banda ancha, televisión móvil y comunicaciones de radio o de emergencia, según ha exigido la Comisión Europea (CE). El Ejecutivo comunitario recordó que estos servicios deberían estar disponibles «en todos los países de la Unión Europea en mayo de 2011».

La vicepresidenta de la CE y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes, advirtió de que es «urgente» que los Estados miembros que aún no lo han hecho impulsen las medidas legislativas necesarias para que los dos operadores seleccionados para este servicio, Inmarsat Ventures Limited y Solaris Mobile Limited, puedan operar. Por ello, Kroes ha enviado una carta a los 21 Estados miembros, entre ellos España, que aún deben resolver algunas cuestiones jurídicas y poner en marcha las medidas de aplicación. También recibirán la misiva Alemania, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Eslovaquia y Eslovenia.

Son cartas informativas y, en ningún caso, del principio de un procedimiento de infracción, dado que los gobiernos aún están a tiempo de cumplir los plazos, subrayó el portavoz de la vicepresidenta comunitaria, Jonathan Todd. El portavoz no quiso valorar la posibilidad de que no respondan a tiempo con las exigencias y dejó claro que Bruselas «confía en que los Estados miembros implicados tomarán las medidas necesarias para cumplir el calendario». Además, aseguró que no existen «obstáculos sustanciales» que expliquen el retraso en un número tan amplio de países.

El problema en el caso de España radica en que aún están pendientes de desarrollo las normas específicas para los componentes complementarios en tierra (CCT), que son necesarios para retransmitir señales por satélite, por ejemplo, en las zonas donde edificios elevados o barreras naturales podrían impedir o interferir la recepción de las señales por satélite.

«Los servicios móviles por satélite tiene un papel fundamental que desempeñar para ofrecer servicios innovadores a las empresas y a los ciudadanos en toda Europa, incluidas las zonas rurales y alejadas, y también de permitir a todos los europeos acceder a la banda ancha, lo que representa uno de los objetivos de nuestra estrategia digital», explicó Kroes.

Fuente:consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here