Entra en vigor el endurecimiento de los requisitos de entrada a los turistas españoles en Brasil. El Gobierno brasileño argumenta que se basa en una reciprocidad por los límites puestos en España en aplicación del espacio Schengen.

Desde el 2 de abril, los turistas españoles que viajen a Brasil deberán cumplir unos nuevos requisitos de entrada impuestos por el Gobierno del país sudamericano. Brasil argumenta que este procedimiento se ha puesto en marcha como medida de reciprocidad tras los límites establecidos en España a los ciudadanos brasileños en cumplimiento del espacio europeo de movilidad Schengen.

A partir de ahora, los españoles que viajen a Brasil deberán presentar un pasaporte válido para, al menos, seis meses. Además, deberán contar con un billete de ida y vuelta y acreditar su alojamiento en el país. En el caso de que el viajero se aloje en un hotel, deberá presentar el comprobante de la reserva y si lo hace en el domicilio de familiares o amigos, una carta de invitación con autenticidad verificada ante notario. El Gobierno de Brasil también exigirá a los turistas españoles que dispongan, como mínimo, de 170 reales (unos 70 euros) en concepto de manutención.

Pese a que los españoles serán los únicos europeos del espacio de circulación Schengen que deberán cumplir con estas condiciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país carioca ha negado que su ejecución esté motivada por las acusaciones de «discriminación y prejuicios» que han denunciado algunos ciudadanos brasileños en su intento de entrada a España. El Gobierno español argumenta que los requisitos impuestos a los turistas brasileños son idénticos a los que se exigen en el resto de países europeos adheridos al espacio Schengen.
Fuente:consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here