Durante los últimos años se ha producido una llegada masiva de coches eléctricos a los catálogos de prácticamente todos los fabricantes. Sin embargo, hay un dato que se resisten a divulgar ¿cuanto consume realmente uno de éstos vehículos?.

Nuevo Renault Eléctrico

En poco tiempo estaremos acostumbrados a hablar en Wh/km, mientras tanto, no nos queda más remedio que echar cálculos y convertir a unidades que podamos comparar con un coche de combustión interna, como por ejemplo euros y, ¿por qué no?, ¡ litros !.

Los fabricantes expresan el consumo del coche eléctrico en vatios-hora por kilómetro (Wh/km). Un utilitario eléctrico consume unos 135 Wh/km, cifra que no dice mucho a la mayoría.

En todos los casos, el cálculo del consumo de un coche eléctrico consiste en una aproximación con un margen de error variable. Son muchos los factores que afectan a un mayor o menor aprovechamiento de la energía acumulada en la batería y por tanto a la autonomía del vehículo.

Factores que afectan al rendimiento de la batería:

  •     Solo el 70% de los kW/h que se toman del enchufe son acumulados en la batería
  •     El número de pasajeros y la carga afectan drásticamente al consumo
  •     La climatología, en especial la temperatura
  •     El estilo de conducción
  •     La antigüedad de la batería junto al número de recargas
  •     El consumo eléctrico de elementos del vehículo: Climatizador, navegador, etc.

A todo esto hay que sumar que los valores de consumo y autonomía que publica el fabricante dependen de uno u otro estándar de medición, con criterios muy diversos. Por ejemplo, el estándar EPA que se utiliza en los Estados Unidos, se realiza a mayor velocidad que el UNECE, que es la aplicación europea. Es importante conocer qué procedimiento de pruebas se ha se utilizado para calcular el consumo y autonomía.

En base a las cifras de consumo y autonomía publicadas por cada fabricante, es posible calcular el coste por kilómetro de las siguientes dos maneras:

1) Cálculo basado en la capacidad de la batería y la autonomía
Se trata de un cálculo sencillo en el que, una vez calculado el coste de recargar toda la capacidad de la batería, se divide entre los kilómetros de autonomía declarada por el fabricante.

Utilitario eléctrico pequeño

  • Capacidad de la batería: 16 kWh
  • Tarifa eléctrica normal kWh: 0,140069m €
  • Tarifa eléctrica normal kWh + impuestos: 0,17373176 €
  • Coste recarga bateria (solo acumula el 70% de la electricidad tomada del enchufe: ((100 x 16 kWh) ÷ 70) x 0,17373176 € = 3,97 €
  • Autonomía declarada por el fabricante: 150 km
  • Coste por 100 km: 3,97 € ÷ (150 km ÷ 100) = 2,64 €

En otras palabras:
¿Cuánto cuesta ‘llenar’ la batería?: 3,97 €
¿Cuántos km puedo recorrer?: 150 km
Por tanto recorrer 100 km sale a 2,64 €

2) Cálculo basado en el consumo declarado por el fabricante
Es un cálculo más directo en el que se convierte el consumo anunciado por el fabricante directamente al coste por kWh en euros.

Utilitario eléctrico pequeño

* Capacidad de la batería: 16 kWh
* Tarifa eléctrica normal kWh: 0,140069m €
* Tarifa eléctrica normal kWh + impuestos: 0,17373176 €
* Consumo declarado por el fabricante: 135 Wh/km
* Coste por 100 km: (135 Wh/km ÷ 10) / 0,17373176 € kWh = 2,35 €

La diferencia entre los dos cálculos es enorme, aunque sólo sean 29 céntimos. ¿Dónde está la diferencia? En los factores mencionados en la primera tabla de este artículo. El segundo método nos parece más fiable y por eso es el que método de cálculo que utilizamos en las fichas de los coches.

Con frecuencia se escucha que un coche eléctrico consume 1 € a los 100 km. Esto es cierto si se calcula con las tarifas valle y supervalle que corresponden a la carga nocturna.

También es frecuente la publicación de datos de consumo sin tomar en cuenta los impuestos, que suman un 5% sobre el consumo además del 18% de IVA.

Fuente: quecocheelectrico.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here