Los trabajadores que cotizan por accidentes y enfermedades profesionales se incorporan de manera automática al nuevo sistema

Con la reciente reforma legal, los autónomos tendrán derecho a cobrar el subsidio por cese de actividad con un incremento voluntario del 1,7% de la base de cotización.

Tal y como explicó el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, la base media de los autónomos se sitúa en 800 euros, por lo que el incremento sería de 13 euros mensuales, 156 euros al año. Esta prestación sólo será obligatoria para los empleados por cuenta propia que cotizan en la actualidad por accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

ATA estima que unos 700.000 autónomos se acogerán a la nueva ley, que entrará en vigor en tres meses. De este modo, los trabajadores por cuenta propia podrán acudir en noviembre a la Mutua de Accidentes y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social y solicitar la nueva prestación. El requisito para su concesión es la cotización mínima de doce meses continuados justo en el periodo anterior al cese de la actividad y su duración dependerá de lo cotizado en los 48 meses anteriores al cese.

En las próximas semanas, ATA iniciará una campaña para informar a los trabajadores autónomos de la nueva regulación laboral. El objetivo de la organización es que el máximo número de trabajadores se incorpore al sistema y conozca los requisitos del nuevo sistema.

Fuente: consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here