El propietario o los arrendatarios de la vivienda tienen la responsabilidad del mantenimiento de las instalaciones de gas.

Por un lado, el consumidor debe realizar un mantenimiento periódico de las instalaciones fijas de climatización (calefacción, refrigeración y ventilación) y de producción de agua caliente sanitaria (calderas, calentadores, etc.).

En función del tipo y potencia del aparato, la periodicidad de las actuaciones, es la siguiente:

  • Calentadores de agua caliente sanitaria a gas de potencia inferior o igual a 24,4kW, cada cinco años.
  • Calentadores de agua caliente sanitaria a gas de potencia superior a 24,4kW e inferior o igual a 70kW, cada dos años.
  • Calderas murales a gas de potencia inferior o igual a 70kW, cada dos años.
  • El resto de instalaciones de calefacción que funcionan con gasóleo, electricidad, etc, y con una potencia inferior o igual a 70kW, como mínimo, anual. Las superiores a 70kW, cada mes.
  1. En el caso de las instalaciones domésticas individuales (potencia inferior a 70 kW), se debe tener en cuenta que:
  • No es necesario suscribir un contrato de mantenimiento.
  • El precio de las operaciones de mantenimiento es libre y lo abona el usuario.

Por otro lado, el usuario debe hacer una inspección periódica de sus instalaciones de gas cada cinco años, que él mismo tiene que abonar. En el caso de gas canalizado, la empresa distribuidora es la encargada de enviar al inspector, y tiene la obligación de avisar al titular con, al menos, cinco días de antelación. En el caso de tener gas envasado, es el usuario quien debe encargarse de buscar una empresa instaladora de gas autorizada.

Ante la proliferación de empresas fraudulentas en la revisión de calderas, es recomendable:

  • Asegurarse que los instaladores de gas son autorizados y forman parte de una empresa instaladora habilitada en la Dirección General de Industria, Energía y Minas perteneciente a la Consejería de Economía y Hacienda. Se puede comprobar solicitando al instalador su carné oficial o buscando su nombre o el de su empresa en el registro oficial.
  • No dejar pasar a nadie que pretenda revisar la instalación, si la empresa no le ha avisado con antelación de la visita de un instalador ni usted ha llamado para que acudan. Si le amenazan con cortarle el gas en el caso de no permitir el acceso a la vivienda, se podría tratar de un fraude.

1 Comentario

  1. yo tenia muchos problemas con las instalaciones de calefaccion de mi piso, por suerte encontre a esta compañia y mi problema fue resuelto aqui os dejo la web que me ayudo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here