Hace apenas unos días, numerosos Medios especializados denunciaban como una web, comercializaba, presuntamente, y de forma fraudulenta falsificaciones de la conocida marca Shoei. Numerosos usuarios nos han realizado la misma pregunta: ¿cómo diferenciar un casco original de una falsificación?.

Etiquetado Interior del Casco Shoei Neotec
Etiquetado Interior del Casco

Una marca de reconocido prestigio, precios de auténtico escándalo y una web surtida con – prácticamente – toda la gama del fabricante. Estos son los ingredientes de una más que presumible estafa cuyas consecuencias, como veremos, pueden ir mucho más allá de la pérdida económica que nos supondrá tal adquisición.

…el uso de un modelo de baja calidad incrementa en un 85% la posibilidad de sufrir daños severos en un accidente».

A éste problema se añade el hecho de que webs como la denunciada, no son el único canal de venta por el que éstos preligrosos productos pueden llegar hasta el Consumidor final.

En nuestro servicio hemos podido constatar como las páginas de venta de segunda mano (y muy especialmente en el ámbito textil), se están convirtiendo en un privilegiado canal de distribución que permite suministrar la falsificación sin los elementos claves para asegurar su autenticidad: factura, embaleje, etiquetado… etc. El precio de tales productos es acorde al del producto original en ése mismo estado de uso, por lo que, en éste caso concreto, el fraude es doble ya que éste producto de muy dudosa calidad requiere un mayor desembolso al comprador.

Cómo identificar un producto original rápidamente.

Para poder saber si el producto que hemos comprado (ó que vamos a comprar) es original, es necesario seguir una serie de pautas. Para conocerlas con mayor detalle nos hemos puesto en contacto con Vicente Jiménez, Responsable del Departamento Postventa e Integrante del Departamento de Marketing de la empresa Corver, distribuidor para España de la marca Shoei.

Tomando como base el emblemático modelo Shoei Neotec (otro de los modelos ofertados por la página fraudulenta), Vicente Jiménez nos remite a unos puntos de comprobación que determinarán la autenticidad del modelo adquirido (ver galería de fotografías de cabecera):

  •  El embalaje: El casco debe servirse con su embalaje Shoei Original como el que se muestra en las fotos. Además la etiqueta del producto que mostramos no debe haber sufrido ninguna modificación. En dicha etiqueta aparece el número de serie del producto que hay en el interior, número de pedido así como los datos del casco. Modelo, color y talla.
  • Contenido: El casco que contiene el embalaje debe coincidir con la descripción de la etiqueta, no solo modelo y talla, sino también el número deserie que se puede encontrar en una etiqueta bajo el acolchado central del casco. Con el casco se sirve un antivaho pinlock original para la pantalla salvo en algunos modelos como J·O, RJ Platinum-R, VFX-W, TR-3 y J-Cruise. También se incluye una pequeña bolsita con manuales de usuario y accesorios que pueden variar en función del modelo de casco así como una funda de transporte original Shoei.
  • Número de serie: Bajo el acolchado central, se puede encontrar una etiqueta con el nombre del inspector que ha realizado la última inspección del casco en fábrica antes de su embalaje, fecha de producción del producto, número de serie y número de pedido. Estos dos últimos deben coincidir con la etiqueta exterior del embalaje. La fecha de producción es simplemente para tener un control del producto, ya que la garantía de este comienza en el momento de la venta siendo válida la fecha del ticket o factura del cliente durante 5 años. Para más detalles sobre la garantía pueden consultar el siguiente enlace: http://www.shoeicorver.com/es/servicios/garantia.

Éstas pautas nos pueden ayudar tanto si ya tenemos acceso tangible al casco (en una tienda, tras haberlo recibido) como si deseamos adquirirlo a terceros a través de las mencionadas páginas de ocasión y venta entre particulares. En éste caso, debemos solicitar al vendedor una fotografía de los elementos que hemos detallado.

Grave problema de seguridad.

Más allá del fraude que podemos experimentar en el plano económico, conviene tener muy en cuenta las repercusiones que puede tener el uso de uno de éstos cascos fradulentos y de baja calidad. Tal y como nos indica Mapfre Motor a partir de un detallado estudio publiado por canalMOTO, el cráneo de un ser humano es capaz de resistir un impacto máximo de 17 Km/h. El casco, por lo tanto, resulta un elemento de protección esencial.

Pero un casco adecuado, ya que según el citado estudio, el uso de un modelo de baja calidad incrementa en un 85% la posibilidad de sufrir daños severos en un accidente. En éste sentido, resulta esencial que el casco sea un modelo homologado pero tal certificación no siempre confiere plenas garantías al usuario.

En el mercado español disponemos (tal y como hemos podido comprobar en Atención al Consumidor) de modelos homologados y con mínimas garantías a partir de los 90 €, pero si realmente queremos disponer del necesario nivel de seguridad deberemos realizar un desembolso aún mayor y evitar materiales de menor calidad como la resina termoplástica empleada en los modelos de baja gama. En éste caso, como en otros tantos… la seguridad sí tiene un precio.

4 Comentarios

  1. sin duda el casco es lo mas importante
    los guantes tambien, pero sin proteccion en la cabeza estamos perdidos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here