Durante éstos días se está incrementando la afluencia de clientes que reciben cargos injustificados en sus tarjetas de crédito tras haber aceptado una oferta comercial de un iPhone a un euro. ¿Es cierto?, ¿cómo debemos actuar?.

Cuidado: iPhones a un euro
Cuidado: iPhones a un euro

El usuario recibe un SMS en su teléfono móvil en el que se le oferta un teléfono de gama alta por el módico precio de un euro. Tras seguir el enlace, una convicente página les solicita los datos de su tarjeta de crédito «como comprobante» para poder realizar la transacción.

tras la salida al mercado del mediático iPhone X, éste tipo de prácticas ha vuelto a dispararse.

Transcurridos unos minutos, el Consumidor recibe en su cuenta un cargo cercano a los 150 €. ¿Qué ha ocurrido?.

Viejo conocido de las empresas de Seguridad.

El procedimiento fué ya denunciado por la empresa de Seguridad ZeroFOX hace unos meses pero, tras la salida al mercado del mediático iPhone X, éste tipo de prácticas ha vuelto a dispararse.

La credibilidad del proceso, por otra parte, viene avalado por que el propio sistema es capaz, primero, de identificar el operador con el que tenemos el teléfono (gracias a una extensa Base de Datos) y, segundo, por que el procedimiento es completamente rápido y creíble, ya que se imita con una perfección milimétrica, la interfaz de la compañía real.

Si es demasiado bueno para creerlo….

Desde Atención al Consumidor debemos recomendar una vez más cordura: por una parte, nuestra compañía de Telefonía ya dispone de nuestros datos bancarios luego… ¿para qué pedirlos nuevamente?. También debemos pensar que un SMS no es el formato ideal para realizar una acción comercial de éste calado. Como acabamos de mencionar, las compañías disponen de canales divulgativos más directos, eficaces…. y confiables.

…..y por último, pero no menos importante. Los modelos que – muy presuntamente – nos ofertan a un euro, en realidad superan los 1.200 de precio final en el mercado: ¿qué puede ganar una Compañía regaládolos?. Una vez más debemos tener siempre presente la sabiduría de nuestros mayores recordando aquella premisa de «Nadie da duros a cuatro pesetas».

¿Se ha visto afectado?, ¿quiere compartir con nosotros su caso?. Puede hacerlo a través de nuestro Formulario de Contacto ó bien, utilizando el apartado de comentarios debajo del actual artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here