El servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha intensificado los servicios de control del uso de cebos envenenados y ha puesto en marcha, en colaboración con las comandancias de Badajoz y Ciudad Real, un operativo de carácter preventivo en las zonas limítrofes de esas tres provincias.

Actuación del Seprona
Actuación del Seprona

Las acciones se han centrado en la inspecciones de terrenos que pudieran albergar cebos envenenados y se han llevado a cabo por efectivos del Seprona, auxiliados por perros especialmente entrenados para la búsqueda y localización de este tipo de sustancias.

El uso de sustancias tóxicas es, lamentablemente habitual en determinados ámbitos geográficos.

En un comunicado de prensa, la Guardia Civil explica que tradicionalmente se han utilizado en el medio rural distintas sustancias químicas de naturaleza tóxica, generalmente empleadas en los tratamientos fitosanitarios, que incorporadas a porciones de carne, huevos de gallina u otro atrayente para la fauna, se convierten en causa de muerte para aquellos especímenes que ingieren tales cebos.

Las motivaciones para este tipo de acciones ilegales son diversas, y se identifican con gestiones erróneas de algunas personas a la hora de mejorar sus terrenos cinegéticos o ganaderos. En consecuencia, las causas que provocan el empleo de estas técnicas, explica la Guardia Civil, van desde el control de predadores que inciden en las especies de caza menor, hasta aquellas que afectan a los ejemplares jóvenes de ciertas especies ganaderas, pasando por la intención de acabar con algunas mascotas, normalmente gatos o perros, por las molestias que estas causan a otros vecinos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil tiene desde su creación la asignación de los cometidos propios tendentes a prevenir e investigar cualquier episodio de uso ilegal del veneno. Por ello, orienta sus servicios a la realización de operativos de carácter preventivo sobre aquellos terrenos más proclives a la colocación de este tipo de cebos.

Cuando se localiza un cebo envenenado o se encuentra el cadáver de un animal, los agentes del Seprona intervienen inmediatamente personándose en el lugar y levantando con todos los requisitos legales tales hallazgos con la finalidad de realizar el análisis de los mismos. Estos ensayos se llevan a cabo en el Centro de análisis y diagnósticos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Paralelamente, los agentes comienzan la investigación con la finalidad de lograr el esclarecimiento del hecho delictivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here