Temporada alta de compras (previa a las navidades) y el Consumidor en España tiene serias dificultades para finalizar sus transacciones en Internet. Cuando todo parece estar correcto, aparece una nueva pantalla con una cuenta atrás que, en demasiados casos, acaba con nuestro pedido cancelado. ¿Qué está pasando?.

También éste 2020 ha sido un año «negro» para el Black Friday. Contra todo pronóstico, las ventas se han desplomado, en algunos casos, hasta un 70% respecto a campañas anteriores. Cierto es que parte de culpa la tiene el Coronavirus y la crisis económica que atraviesan numerosas familias… pero no toda. Éste mes de noviembre, y en algunos casos prácticamente de golpe, las entidades bancarias han aplicado ésa famosa directiva PSD2 de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones… dejando al Consumidor sin las habituales opciones de Compra On Line.

Verificación de Compras mediante Banca Digital

Seguramente les sea ya muy familiar la imagen de la izquierda, es – precisamente – dónde se han «estrellado» muchas de las compras on line que hemos intentado hacer los Consumidores españoles durante éstos días.

Cuando todo parecía correcto y habíamos pasado por ése interminable proceso de formularios, verificaciones aceptaciones y demás, nos topamos con una pantalla que acaba, en apenas 7 minutos, con todas nuestras pretensiones comerciales.

No se han hecho «los deberes»

Cierto es que éste nuevo sistema de seguridad que emana de la manida PSD2, nos va a evitar multitud de disgustos como suscripciones indeseadas, las habituales compras que se cargan sin nuestro consentimiento ó, incluso, que cualquier persona ajena pueda hacer uso de nuestra tarjeta en Internet.

La comprobación, de cada compra, pasa ahora a realizarse por triplicado: dentro del propio Comercio On Line (que debe contar con el correspondiente certificado de seguridad HTTPS), a través de ésta nueva pasarela de pago y, en última instancia, aplicando una comprobación adicional que nos llega al teléfono móvil. ¿qué es lo que falla entonces?:

Compras On Line y Coronavirus
  • En primer lugar, que muchos Consumidores no están aún familiarizados con la Banca On Line (a través de la que realizamos gran parte de ésta comprobación), no disponen de acceso, éste ha caducado ó los datos que contiene (sobre todo el número de teléfono) no están actualizados. Si tu compra falla, revisa en primer lugar éste punto
  • En Atención al Consumidor, hemos comprobado que las principales pasarelas de pago de las tiendas On Line sí cumplen con lo estipulado por la PSD2. Ésto de entrada es una buena noticia pero, a la postre, ha generado un colapso en ése sistema general de verificación que hace que nuestra compra llega a buen puerto. Comprar en horas «intempestivas» es, en demasiadas ocasiones, la única opción que nos permite finalizar correctamente ésa transacción. Si experimentas cualquier error, si han pasado ésos 7 minutos que nos dan de margen y algo ha fallado… inténtalo más tarde.
  • Como nos comentaba el responsable técnico de una conocida tienda On Line de deporte, ésa cascada de pedidos incompletos provoca colapsos en la estructura del establecimiento, descuadres en el stock y demoras – a veces eternas – en el sistema de reparto y logística. La única fórmula para subsanar éste punto es contactar previamente con el establecimiento y comprobar de viva voz, que el stock que se anuncia en su web… está realmente disponible.
Idea

Como Entidad Social dedicada a la defensa del Consumidor, aplaudimos cualquier iniciativa que redunde en una mayor seguridad de nuestras transacciones. Sin embargo, consideramos que la aplicación de ésta Directiva Europea PSD2 en España se ha realizado sin contemplar un periodo de transición adecuado, sin acompañar éste crucial cambio de las medidas tecnológicas suficientes y, lo que es más grave, ha acabado convirtiéndose en la excusa perfecta para forzar a los usuarios a «autogestionarse» mediante la Banca On Line. Confiamos en que éste nuevo protocolo no pase a convertirse en la enésima inversión millonaria que queda sólo (otra vez)…. en una «buena intención».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here