La verdad es que es un lío. ¿Corriente continua o alterna? ¿Bifásica o trifásica? ¿Para recarga normal o para carga rápida? ¿Para qué intensidad de corriente? La implementación lenta pero paulatina de los coches eléctricos trae aparejado un nuevo quebradero de cabeza para los usuarios: el del tipo de conexión asociado a cada cable necesario para la imprescindible recarga que necesitan estos automóviles para poder seguir circulando.

Distintos modelos de conectores necesarios para realizar la carga de los coches eléctricos

¿Se acuerdan de los tiempos aquéllos en que cada modelo de teléfono móvil tenía una conexión distinta para su cargador y diferente de las de todos los otros modelos de teléfonos móviles? Muchas veces sucedía que la “personalización” del cargador se daba incluso para móviles distintos dentro de una misma marca. El caso era que teníamos que ir a todas partes “cargados” con el cargador si no queríamos arriesgarnos a que nuestro móvil dejase de estar operativo tras un tiempo de haberlo tenido funcionando.

Afortunadamente aquella época pasó, se consiguió que los distintos fabricantes de teléfonos móviles se pusiesen de acuerdo, y aceptasen un diseño prácticamente universal, igual para todos los modelos de marcas muy diferentes. Aunque todavía quedan en uso bastantes modelos de teléfonos móviles cuyos propietarios –si han olvidado su cargador en casa- aún pasan sus apurillos por tener el suyo una conexión algo peculiar, la verdad es que, en general, parece que el antiguo problema de la diversidad de conexiones para cargadores es un tema ya resuelto.

Si antes, con los teléfonos móviles, no había más remedio que tener siempre a mano un “kit” completo de adaptadores, que era muy fácil de comprarlos en cualquier establecimiento, ahora ocurre otro tanto con los coches eléctricos, incluso hasta con algunos híbridos enchufables; los modelos “plug.in”. Para viajar tranquilos, a los propietarios de coches eléctricos les conviene llevar consigo un “kit” completo de adaptadores, porque nunca se sabe qué tipo de enchufe concreto encontraremos en el siguiente poste de recarga cuando vayamos a desplazarnos por lugares alejados a nuestro entorno; por sitios a los que no estamos habituados y, por tanto, nos resulten más bien desconocidos a este respecto. Y no digamos si nos disponemos a ir a otro país…

Queremos ilustrar hoy aquí a nuestros lectores acerca de la enorme diversidad de enchufes para recarga de coches eléctricos que existen actualmente en el mercado, todo ello debido a la falta de estandarización o consenso universal entre los distintos fabricantes a este respecto. Juzguen ustedes mismos sobre la variedad de enchufes existentes en el mercado en función a su número bornes, si son macho o hembra, tipo de corriente, tensión, potencia y tiempo de recarga.

Schuko.- Enchufe para corriente alterna monofásica y hasta una potencia máxima de 2,3 Kw. En el conector más comúnmente utilizado en todos los hogares de Europa, compatible con las tomas de corriente normalizadas (CEE 7/4), posee toma de tierra y soporta hasta 16 amperios de intensidad de corriente, lo que, hoy por hoy, imposibilita su empleo para cualquier tipo de recarga rápida. Es el conector que habitualmente se usa para recarga de baterías de bicicletas y algunas motos. Técnicamente sería posible recargar la batería de un automóvil eléctrico con este tipo de conector, pero se tardaría entre 12 y 18 horas.

Tipo 1 – Yazaki.- Enchufe para corriente alterna monofásica. Válido para potencias comprendidas entre 3,6 y 7,4 Kw. Basado en un estándar norteamericano, adaptado y aceptado en Europa y Japón.

Tipo 2 – Mennekes.- Enchufe para corriente alterna monofásica y trifásica. A este tipo de conector también se le conoce como “Camaleón” porque admite varios tipos de recarga. Válido para potencias comprendidas entre 3,6 y 43 Kw.

SAE J1772.- Es uno de los conectores más utilizados por los fabricantes de coches eléctricos. Se trata de un conector de cinco bornes para corriente alterna que soporta dos niveles de recarga, uno de 16 amperios para recarga lenta y otro de hasta 80 amperios para recarga rápida. Aunque es de origen japonés, se encuentra muy implantado en el mercado americano y también ha sido aceptado en la Unión Europea. Es compatible con algunos automóviles eléctricos de las marcas Citroën, Ford, KIA, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Renault y Toyota.

CHAdeMO.- Enchufe para corriente continua. Válido para potencias de hasta 50 Kw. Es el conector de recarga rápida típico de los fabricantes japoneses. Admite el paso de una intensidad de corriente de hasta 200 amperios. Muy implantado en Asia y en EE.UU. Lo equipan marcas como Mitsubishi, Nissan y KIA, aunque también lo han adoptado Citroën y Peugeot en algunos de sus modelos.

CCS2 – COMBO.- Conector de diez bornes para corriente continua. Válido para potencias de hasta 50, 150 y 350 Kw. Permite modos de recarga lenta, rápida y ultra rápida. Se ha desarrollado buscando una solución común para los conectores 1 y 2. Muy implantado en Europa.

COMBO/CSS.- Conector de cinco bornes para corriente continua y recargas rápidas. Válido para potencias de hasta 90 Kw. Adoptado por buena parte de los fabricantes europeos: Audi, BMW, Mercedes, Renault, Porsche, Volkswagen y Volvo. También es el conector característico de los automóviles Tesla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here