Dos son los modelos que se han visto afectados y que ya han sido retirados de la venta por riesgo de intoxicación; «Dorad con colgante en forma de mano» de la marca Monster Piercing y «AALOK 8mm» de la marca San Saru.

Rechazo a la importación y retirados del mercado por la presencia de Níquel y Plomo en cantidad superior a la establecida.

Ha sido el Instituto Nacional del Consumo (INC), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, quien ha impuesto el rechazo a la importación de estos dos productos de bisutería. El principal motivo para ese rechazo ha sido la presencia de Níquel y Plomo en cantidad superior a la establecida. El Gobierno Balear es quien lo ha notificado a las Autoridades de Consumo.

Productos Alertados

  • Con el Nº: CCAA-29/2021 Piercing «AALOK 8mm», marca San Saru se encuentra dentro de la categoría bisutería y relojes. Según ha indicado el Gobierno Balear como órgano notificante, «queda prohibida la comercialización del producto, por riesgo de intoxicación, al presentar plomo en una cantidad superior a la establecida». Esta alerta se ha publicado en la web del Ministerio de Consumo con fecha 29/01/21.
  • También afecta al Nº: CCAA-30/2021 que corresponde a un «Piercing para ombligo Dorad» con colgante en forma de mano de la marca Monster Piercing. Misma categoría y mismo órgano notificante, pero la orden de prohibición, viene dada en este caso, por el alto contenido de níquel. También la fecha de publicación en la web del Ministerio coincide; 21 de enero de este año en curso.

Los dos productos han sido incluidos en la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos que coordina el INC, dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, por lo que todas las comunidades autónomas, cuentan con la orden de retirada.

Níquel y Plomo ¡los más alérgicos!

El níquel y el plomo son dos de los metales pesados más problemáticos en cuestión de salud…siempre son los principales motivos de alergia (afectan en un baremo de entre el 13 y el 15% de los consumidores).

Podemos tener sospecha de tener alergia a metales cuando por ejemplo, al ponernos unos pendientes -sobre todo de gancho-, las orejas se nos ponen rojas, pican, duelen… o son los simples roces de cinturones o botones con la piel las que nos produce ese malestar. En esos casos, lo más probable es que se tenga hipersensibilidad frente a metales.

Determinar a que metal se tiene alergia es algo relativamente poco complicado en el caso de las alergias al metal más comunes. Son fácilmente detectables realizando una serie de pruebas denominadas pruebas del parche que evalúan la reacción de la piel con diferentes metales. Para ello es necesario acudir a un especialista.

En cuanto a los piercings, muy importante conocer que tipo de material se ha usado durante su fabricación. En este sentido, lo más recomendable y seguro es usar acero quirúrgico, titanio u oro de 14 quilates o más.

Más alertas peligrosas no alimentarias haciendo click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here