La presencia de plomo y de químicos plastificantes en los trajes incumplen la normativa, según la organización.

Disfraces

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha exigido al Instituto Nacional de Consumo «un mayor control en los productos que se ponen a la venta en Carnaval» ya que, tras analizar 29 disfraces y accesorios ha encontrado «numerosísimos incumplimientos y, en el caso de las prendas infantiles, nueve las diez analizadas tenían problemas de seguridad».

Así, OCU considera «alarmante» el balance del análisis y constata que «un precio elevado o marca de prestigio no sirven de garantía al producto». «Se han detectado riesgos en productos baratos y caros para el Carnaval adquiridos en establecimientos de distinta naturaleza», ha denunciado.

Además, el estudio califica de «intolerable» la presencia de plomo en disfraces de niños o de ftalatos –compuestos químicos empleados como plastificantes– en los plásticos, lo que, a su juicio, prueba que «las normas no se cumplen y que las autoridades de consumo no llevan a cabo su trabajo».

OCU también recomienda extremar las precauciones a la hora de comprar productos para el Carnaval, como «retirar inmediatamente las bolsas de plástico en las que vienen envueltos los disfraces y caretas; evitar las capuchas y caretas muy sobrecargados, donde el riesgo de inflamabilidad es mayor; evitar que los maquillajes y pinturas entren en contacto con los ojos y, de producirse el contacto, lavarlos con agua inmediatamente; y mantenerse alejado de las fuentes de calor intenso y llamas, con especial atención a las estufas, mecheros, cigarros o bengalas».

Fuente:publico.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here