La nueva prestación, vinculada a la realización de cursos de formación, tendrá una vigencia de seis meses.

La ayuda de 426 euros que reciben los parados que han agotado la prestación por desempleo y carecen de rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, será sustituida por una prestación que además de estar vinculada a la realización de cursos de formación se reducirá en 80 euros, hasta situarse en 350 euros mensuales. La medida está recogida en un documento enviado por el Ministerio de Trabajo e Inmigración a las comunidades autónomas con la nueva propuesta del Ejecutivo central que fue discutida en la conferencia sectorial de empleo que se celebró el 24 de enero.Las personas desempleadas que cumplen con los requisitos para acceder a la ayuda de 426 euros podian solicitarla hasta el pasado 15 de febrero y sus receptores disfrutarán de ella durante seis meses, hasta agosto. Por su parte, los parados que soliciten la prestación a partir del 16 de febrero cobrarán 350 euros. Esta nueva medida tendrá una vigencia de seis meses y beneficiará a los desempleados que hayan agotado sus prestaciones entre el 16 de febrero y el 16 de agosto de este año. El coste de las nuevas ayudas correrá a cargo del Estado, aunque será gestionado por las comunidades autónomas.

Por otra parte, El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, realizó un primer balance de los resultados relativos a los primeros seis meses (de julio a diciembre de 2010) de la entrada en vigor de la reforma laboral. Gómez destacó que en este periodo se ha registrado un aumento en el uso de los contratos de fomento de la contratación indefinida del 52,1% respecto al mismo período del año anterior, con un total de 167.193 nuevos contratos. Este crecimiento interanual resultó especialmente significativo en los meses de noviembre (81,2%) y diciembre (136,5%).

Este incremento de los contratos de fomento fue fruto de las conversiones de temporales en indefinidos. De julio a diciembre se pasó de transformar menos de 2.000 contratos al mes antes de la reforma, a 26.129 en el último mes de 2010. Por su parte, los contratos ordinarios se redujeron un 15,6% (un total de 437.290). El ministro destacó la importancia de la conversión de contratos temporales en fijos, dado la incertidumbre económica actual. En total, de julio a diciembre de 2009 se hicieron 16.167 conversiones de temporales en indefinidos de fomento. Y de julio a diciembre de 2010, 104.602, es decir, seis veces más.

En cuanto a las conversiones en contratos indefinidos ordinarios, se observó una reducción paulatina, aunque todavía se realizan más de 20.000 contratos al mes de este tipo (20.839 en diciembre). En conjunto, ahora más de la mitad de las conversiones lo son en indefinidos de fomento (el 55,6%), cuando antes de la reforma suponían menos del 5%. Como resultado, tres de cada cuatro contratos de fomento son conversiones. Antes de la reforma eran uno de cada diez.

Despidos.

La reforma laboral contempla bonificaciones para la conversión de contratos formativos en contratos indefinidos. A este respecto, el titular de Trabajo informó de que entre julio y diciembre de 2010 se registraron 61.744 contratos formativos, de los que 34.114 fueron para la formación y 27.630 de prácticas. En ambas modalidades se experimentó un incremento respecto a los mismos meses del año anterior, más acusado en el caso de los contratos de prácticas.

Con respecto a los despidos improcedentes, disminuyeron a partir de abril de 2010, tres meses antes de la aprobación de la reforma laboral, pero volvieron a repuntar en los meses de octubre y noviembre. En total, tras la reforma, de julio a noviembre de 2010 se anotaron 250.727 despidos improcedentes, lo que supone una media mensual de 50.145. Mientras que entre enero-junio de 2010 se llevaron a cabo 332.792, lo que supuso una media mensual de 55.465.

Al mismo tiempo, los despidos objetivos experimentaron una ligera tendencia al alza, de forma que en los cinco meses posteriores a la reforma se realizaron un total de 66.938, con una media mensual de 13.388, mientras que en el primer semestre de 2010 se suscribieron 74.671 con una media de 12.445. Por su parte, los despidos, denominados «expres» han pasado de representar el 80,4% del total en junio al 76,3% en noviembre. Por el contrario, el peso de los despidos objetivos ha aumentado desde el 18,3% al 22,7%.

Fuente:consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here