Para que los libros de texto sean menos costosos, se puede recurrir al trueque o intercambio o hasta comprarlos por Internet.

Los libros son uno de los gastos que más vacían los bolsillos de los padres al llegar septiembre. Con la vuelta al cole, sobre todo en las familias con dos o más hijos, las tarjetas de crédito echan humo. De media, el gasto en los libros de texto de cada niño para todo el curso ronda los 200 euros en Educación Infantil y Primaria, unas cifras aún mayores en Secundaria y Bachillerato. Aunque no siempre es posible seguir unas pautas de ahorro, pues numerosas editoriales incluyen pegatinas o libros donde se escribe o recorta, conviene tener en cuenta las que se indican a continuación, como recurrir al trueque o intercambio o comprarlos por Internet.

Ahorrar en la compra de libros

La vuelta al cole en septiembre, tras los inevitables gastos del verano, es uno de los momentos más duros del año para las economías domésticas. Y este curso no lo será menos, ya que se estima que los gastos por estudiante se dispararán por encima de los 1.200 euros.

Los libros de texto son una de las partidas más cuantiosas, por lo que, en lo posible, es conveniente seguir una serie de pautas para ahorrar a la hora de hacerse con ellos:

1. Trueque, préstamo…

Existen portales de Internet como www.truequebook.es, www.changebook.es o www.donaz.es, que ofrecen la compra de libros de segunda mano, el intercambio o el préstamo. Además de las librerías especializadas en la venta de libros usados, la Red agrupa varias direcciones de interés para adquirir los libros de texto ya utilizados más baratos, como www.ebay.es o www.segundamano.es.

2. Por Internet

Comprar los libros de texto a través de la Red puede suponer otro desahogo para los bolsillos, pues hay portales en los que ofrece un descuento del 25% en libros de Primaria y ESO. Además, si se adquieren antes de mediados de de agosto, hay sitios web que hasta mandan regalos o permiten un ahorro extra. Por contra, siempre que se realiza una compra on line, hay que tener en cuenta los costes de envío, que pueden incrementar el precio final.

3. Intercambio en el propio centro escolar

Otra opción que toma peso es la de unirse con otros padres del mismo centro educativo para intercambiar los libros de texto de años anteriores.

Ahorrar también en ropa, transporte y material escolar

  1. Conviene aprovechar las últimas rebajas del verano para comprar la ropa, el calzado y la equipación deportiva que utilizarán los niños en el colegio. Asimismo, si se adquiere con antelación y sin prisas, hay más tiempo para comparar precios y calidades.
  2. Si se utiliza el coche para llevar a los pequeños al centro escolar, lo más conveniente es turnarse con otros padres que vivan por la misma zona.
  3. Resulta más económico comprar el material escolar en almacenes donde venden cantidades grandes, en lugar de ir a una tienda que lo hace por unidades sueltas.
  4. Hay que huir de las marcas y de los productos escolares con recursos publicitarios ya que, en concepto de material escolar, la factura se puede abaratar hasta un 30%. Según la Unión de Consumidores de Andalucía (UCE-A), el material escolar que utiliza personajes de animación o de la televisión para promocionar su venta incrementa el precio final, puesto que el consumidor debe asumir los costes de derechos de autor y de promoción publicitaria en los medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here