Ocurre cada verano: las empresas de Telefonía aprovechan nuestra «sed de Gigas y conexión» para hacernos unas ofertas realmente tentadoras. Inexplicablemente (y salvo honrosas excepciones) mientras la competencia trata de seducirnos con impactantes opciones, nuestra propia compañía hace más bien poco por fidelizarnos. ¿Conclusión?, nos lanzamos a la portabilidad. Pocos días después… descubrimos un incómodo problema.

La feroz competencia entre empresas de Telecomunicación provoca que nuestra tarifa quede anticuada con demasiada frecuencia. Algunas compañías hacen lo posible por trasladar éstas denominadas «mejoras objetivas» de forma automática a sus actuales clientes. Otras, deciden hacerse con nuevos Consumidores con unos argumentos realmente suculentos.

Sin embargo, entre tales argumentos, características, ofertas y cifras hay un punto que no se suele mencionar… y que puede jugarnos más de una mala pasada: la banda de nuestro nuevo router.

Desde hace algún tiempo, las compañías prefieren instalar sus propios routers para así tener un mejor control del funcionamiento del equipo, del usuario… y disponer de una mayor capacidad de reacción ante posibles averías. De hecho, son cada vez más frecuentes las «reparaciones en remoto» esto es; que nuestra WiFi vuelve milagrosamente a funcionar minutos después de que la operadora que nos atiende por teléfono… tome el «control de la situación». ¡Magnífico!

Mi robot aspirador… ¡no se conecta!

Nueva tarifa, nuevas condiciones…. y un nuevo router que no vamos a poder cambiar (como hacíamos antaño) si queremos que éstos pequeños «milagros en remoto» se sigan produciendo. Un punto de partida que puede resultar bastante problemático si se dan determinadas circunstancias. Os explicamos.

Consumo Telefonía Spam

Actualmente, nuestra señal WiFi puede llegar por dos «vías» diferentes: el canal de 2.4 GHz y el de 5 GHz (para los más «veteranos» es similar a aquellos UHF y VHF de hace ya décadas). Los nuevos router manejan – teóricamente – las dos bandas de forma simultánea (de ahí que se les denomine «Router Dual» ó «Router de Banda Dual»).

Sin embargo, y por cuestiones técnicas, se suele priorizar la conexión de 5 GHz, llegando a crear problemas en la de 2.4 que, lamentablemente, es la que utilizan los equipos más antiguos y la mayor parte de dispositivos domóticos, como los famosos aspiradores autónomos. De hecho, hemos comprobado de primera mano, que los receptores menos actuales (y algunos dispositivos de domótica) tienen serios problemas para mantener la señal de la banda de 2.4 GHz en su modo «Dual»…. y, por si fuera poco, no reconocen la de 5 GHz, por lo que difícilmente podremos disfrutar de nuestra nueva y deslumbrante tarifa.

Cierto es que la mayor parte de los operadores no aplica ya permanencias pero… ¿recordáis ése descuentazo en el smartphone que nos han hecho?, ¿ésa tablet que nos han puesto tan «a tiro»?. Efectivamente… ahí tenéis la permanencia.

Idea

¿Estamos entonces condenados a que nuestro antiguo equipo no funcione?, ¿a pelearnos con el fabricante de nuestro Robot Aspirador para lograr la devolución?, ¿qué podemos hacer?. En primer lugar no adquirir nada que nos lleve a una permanencia hasta que comprobemos que todo funciona como es debido. Si nuestro consejo llega tarde, aún puede resolverse. Ponemos para ello a vuestra entera disposición a todo el equipo técnico y humano de Atención al Consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here