Hace unos días, una Consumidora divulgaba a través de las Redes Sociales unas fotos que mostraban el daño causado por unas sandalias recientemente adquiridas en una prestigiosa cadena comercial. Su reclamacion se ha hecho viral y numerosas usarias se han unido a la protesta mostrando distintas lesiones cutáneas en sus pies. ¿Qué está ocurriendo?.

hexavalente cromo sandalias lsiones en pies

Lamentablemente es un caso ya conocido desde hace años por las entidades que nos dedicamos a la Atención del Consumidor.

En un creciente número de incidentes las quemaduras causadas sobre la piel son de tipo químico»

Un usuario adquiere unos zapatos y, con apenas unas horas de uso, el producto le genera heridas y quemaduras en los pies sin causa aparente.

El año 2013 comenzamos a detectar en Atención al Consumidor la peligrosidad de algunos modelos femeninos de sandalia (ver aquí). A partir de ésa fecha hemos notificado en nuestra Red de Alerta la presencia de componentes potencialmente peligrosos en distintos tipos de calzado.

Pero el caso, sin duda, más flagrante lo tuvimos hace unos meses cuando dicha situación, tuvo que padecerla una niña de escasa edad cuya piel – evidentemente – es mucho más sensible a alérgenos, químicos y cualquier otro elemento ajeno a lo que debería ser el propio cuero.

Desde entonces los casos se han dispararado y, concretamente en éste verano 2016, el número de afectados por éste extraño fenómeno se incrementa exponencialmente, sobre todo, en modelos de calzado abierto femeninos.

¿Qué está ocurriendo?.

En un muy reducido número de casos las reacciones son de tipo alérgico y no revisten mayor gravedad, pero en un creciente número de incidentes las quemaduras causadas sobre la piel son de tipo químico y dañan de forma mucho más severa el tejido cutáneo.

El gran sospechoso (y frecuente culpable) es el llamado Cromo VI Hexavalente, un compuesto químico que permite acelerar el proceso de curtido del cuero y conferirle mayor dureza y resistencia. Es un proceso que abarata la producción de calzado y permite a determinadas industrias ofrecer precios más competitivos en el mercado.

El Cromo VI es un «viejo conocido» de los zapatos de seguridad (disponemos de innumerables casos en nuestra Red de Alerta). En éste tipo producto es mucho más difícil que se manifiesten reacciones cutáneas, ya que es habitual hacer uso de dicho calzado con calcetines de gran espesor.

El problema surge cuando nuestra piel entra en contacto con cuero que ha sido curtido empleando una alta proporción de Cromo VI. El sudor y éste dañino componente, generan una reacción cutánea muy similar a la de una quemadura convencional; una lesión que requiere, con frecuencia, de tratamiento médico.

Lamentablemente empezamos a encontrar éste peligroso compuesto (calificado como «Cancerígeno» por el Gobierno de Estados Unidos) en cada vez más tipos, marcas y modelos de calzado. Y no sólo en gamas bajas (como solía ser habitual), por lo que el número de personas afectadas crece exponencialmente.

Si es su caso y sus zapatos le han causado alguna lesión de éste tipo, no dude en reclamar. Nuestro Departamento de Asistencia (click aquí) le proporcionará toda la ayuda necesaria para resolver éste problema que – como vemos – puede afectar seriamente a la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here