Los rumores sobre el llamado «iPhone extremeño» llevaban casi un año pululando por la Red. Hace unos días, y gracias a páginas como Forocoches saltaba la noticia: la compañía Zetta estaba vendiendo móviles «reetiquetados».

Zetta y el bellotagate del iPhone extremeño

Las preguntas de los Consumidores no se han hecho esperar: ¿Estamos ante una estafa?, ¿deben devolverme el dinero?. Incluso hay quien, tras los graves problemas manifestados por el Samsung Galaxy Note 7 se cuestiona: ¿corre algún riesgo mi seguridad?.

Inicialmente, y salvo que la investigación en curso demuestre lo contrario, no hay de qué preocuparse en materia de seguridad».

Os ofrecemos respuesta a las preguntas que, con mayor asiduidad, nos plantean los usuarios:

¿En qué consiste el «Bellotagate»?

Tal y como han mostrado numerosos espacios de Internet (especialmente el célebre Forocoches ó «El Español») y comprobado un gran número de usuarios, los móviles comercializados bajo la marca española Zetta son, en realidad, unidades procedentes de otro fabricante (en éste caso Xiaomi) a las que se las ha «maquillado» con el logotipo de la firma extremaña para hacer creer que ése es realmente el fabricante.

A ésto hay que añadir que los modelos de Zetta suponen un incremento de precio cercano al 200% respecto al original de Xiaomi, algo que ha despertado la indignación de numerosos usuarios y que la firma justifica por los gastos necesarios para su homologación y adaptación al mercado español.

¿Es realmente una estafa?.

Aunque las numerosas investigaciones en curso se encargarán de dictaminar si finalmente es ó no una estafa, el mero hecho de reetiquetar una marca (que no se distribuye oficialmente en España) con otra imagen comercial no es, como tal, sinónimo de estafa. Ésta práctica es muy habitual entre las marcas comerciales de productos electrónicos (con algún matiz de denomina «Rebranding»). A modo de ejemplo diremos que sólo hay que acudir al apartado de ventiladores de cualquier gran superficie para comprobar unas más que evidentes similitudes entre modelos y formatos… pese a la variedad de marcas.

La posible ilegalidad puede venir, entonces, de otro punto: ya que la marca extremeña aseguraba emplear elementos tecnológicos de otros fabricantes (pantalla protectora de la marca Corning Glass ó sistema de sonido de la prestigiosa firma JBL) que, originariamente, no se incluyen en los modelos de Xiaomi «reetiquetados», por lo que – de no estar presentes en los modelos comerciales de Zetta, la empresa sí podría haber incurrido en un delito.

También la ROM Cyanogen empleada (el software) puede plantear ciertos problemas legales, ya que ésta compañía sólo permite su utilización a usuarios particulares ó a empresas con las que se alcance el correspondiente acuerdo (como la también española BQ). Sin embargo, Zetta no parece quedar englobada en ninguno de éstos dos supuestos.

Entonces…. ¿cual es el problema?.

Multitud de fabricantes chinos permiten a cualquier empresa (y desde 50 unidades) fabricar móviles «a la carta» con la imagen corporativa que deseemos. Tal y como hemos podido comprobar en Atención al Consumidor con otros tipos de producto. Determinados productores (y no sólo de móviles) permiten elaborar modelos «a la carta» eligiendo sus componentes, colores, acabado y precio final.

Zetta ha obviado ésta posibilidad y, directamente, se ha limitado a tapar con adhesivos la imagen corporativa de otra compañía haciendo propios los productos ajenos. Ésto, aparte de lo ya explicado en el punto anterior, puede generar un serio problema a la firma extremeña con el productor original de los dispositivos (Xiaomi) que, por cierto, se ha desmarcado mediante un comunicado oficial, de las prácticas realizadas por la compañía de la bellota.

Pero… ¿Son seguros?.

Lo ocurrido recientemente son el tristemente célebre Samsung Galaxy Note 7 ha despertado los temores y recelos en gran número de consumidores. Inicialmente, y salvo que la investigación en curso demuestre lo contrario, no hay de qué preocuparse en materia de seguridad.

Los modelos de base corresponden a la firma Xiaomi, una marca que no se comercializa a nivel oficial en Europa, pero que, en todo el mundo, ha vendido la friolera de 70 millones de unidades. Éste éxito comercial responde a una acertada política de la marca de combinar precios muy competitivos con unos estándares de calidad – y prestacionales realmente elevados.

Tengo un Zetta ¿qué debo hacer?.

Si finalmente se demuestra que los terminales vendidos bajo la marca comercial de la bellota, no cumplen con lo ofertado comercialmente, el consumidor tendría derecho a realizar al correspondiente devolución.

También todos aquellos que hayan comprado telemáticamente (página web fundamentalmente) en los últimos 14 días una unidad y deseen devolverla. La Ley de Consumo avala por completo tal proceso por lo que el vendedor/fabricante deberá acatarla.

En cualquier caso, ponemos a disposición a nuestro equipo de Asesores para informarle sobre éstas… ó cualquier otro tipo de cuestión que deseen plantearnos.

1 Comentario

  1. Vamos…. que más que estafa, da toda la pinta de ser una chapuza, lo de con buena ó mala fé… el tiempo lo dirá.

Responder a Doritos Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here