Con la llegada del nuevo año escolar, el gasto de las familias españolas se dispara. Desde la ropa y calzado, hasta los libros y útiles escolares, transporte y actividades extraescolares, las compras en este momento clave del año suponen una inversión importante en la economía familiar.

Se trata de un momento de gran consumo, por lo que los consumidores deben tener muy presentes sus derechos y deberes, y conocer algunas recomendaciones en este tipo de compras.

Libros de texto

El centro escolar puede recomendarle un establecimiento concreto para la adquisición de los libros de texto, pero usted no está obligado a realizar su compra en ellos. Puede escoger el que más le convenga. Aproveche los descuentos que la ley permite o adquiéralos de segunda mano.

Material escolar

Antes de realizar las compras, haga inventario del material que ya haya en casa para comprar sólo lo estrictamente necesario. Si usted compra material escolar o productos electrónicos, asegúrese de que informan sobre la identificación y domicilio del responsable del artículo en la UE, así como instrucciones de uso en español en el caso de que sean necesarias. Los productos electrónicos, además, deben llevar el marcado CE, garantía de que ese artículo cumple con las normas de seguridad de la Unión Europea. Además, el material escolar no debe tener apariencia de alimento o golosina que suponga un riesgo para el menor, ni tener piezas pequeñas que se puedan desprender ni líquidos decorativos con los que pueda atragantarse o intoxicarse.

Actividades extraescolares

Es preciso comprobar que se dispone de toda la información relativa al servicio que va a prestarse y su naturaleza, precio y modalidades de pago.

Uniformes

Ante la compra de una prenda o calzado, es recomendable revisar el etiquetado y asegurarse de que cumplen con la normativa.

Consejos

Compruebe que el establecimiento donde efectúe la compra dispone de hoja de reclamaciones. Si usted queda disconforme con su compra, podrá solicitarlas y plasmar su queja. Es aconsejable escoger siempre establecimientos y empresas que estén adheridas al arbitraje de consumo. Eso le garantizará que, en caso de conflicto, pueda acudir a la Junta Arbitral de Consumo y resolver el problema de forma rápida, segura y gratuita, como si se tratase de un juicio, pero sin necesidad de acudir a los tribunales de justicia.

Asegúrese de que lo que le cobran en caja es el precio que viene marcado en el producto. El importe que figura en la etiqueta o en la estantería (en los carteles y/o folletos en el caso de actividades extraescolares) es el precio que usted debe pagar. Compare las ofertas entre los diferentes tipos de establecimientos comerciales con el fin de encontrar el mejor producto al mejor precio.

Solicite tique o factura de todo lo que compre para justificar cualquier compra en caso de reclamación. En ella debe figurar la identidad del vendedor, la cantidad abonada, el concepto de la compra y la fecha. En el caso de que se deba entregar alguna cantidad por anticipado para realizar una reserva, es recomendable solicitar un justificante de ese pago.

Ante las estrategias que utiliza la publicidad en fechas como estas para animar a las compras, conviene comprobar siempre si el producto que se va a adquirir se ajusta a lo anunciado. Toda publicidad es vinculante así que, si se puede, se deben conservar folletos o catálogos por si después se tiene que reclamar.

Si tuviera que cambiar o devolver algún artículo, recuerde que solo podrá hacerlo si los establecimientos aceptan libremente la devolución de artículos no defectuosos. En tal caso, pueden determinar las condiciones y plazos de devolución: si ésta se efectúa en metálico o mediante vales de la tienda, si el envoltorio puede estar abierto o no, etc. Por ello, antes de comprar, es importante que nos informemos de las posibilidades de devolución y de las condiciones. Recuerde que la presentación del tique o factura de compra es requisito imprescindible para poder realizar la devolución.

Si adquiere un producto por internet, debe saber que dispone de un mínimo de 14 días naturales para poder devolverlo sin alegar causa alguna. Asegúrese de que, junto al producto, le indiquen las instrucciones para efectuar la devolución.

Sepa que todos los productos nuevos disponen de dos años de garantía. Si se encuentra con algún defecto de fábrica en los artículos que ha adquirido, acuda al establecimiento a reclamarlo. Deberán repararlo, ofrecerle otro de las mismas características o reembolsarle el dinero.

Elabore previamente un presupuesto y reutilice el material escolar de años anteriores. Si necesita contratar un crédito, infórmese bien de las condiciones y de la letra pequeña del contrato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here