Durante las Rebajas sigue prevaleciendo lo estipulado por la Ley de Consumo, por lo que tus Derechos quedan supeditados a ésa normativa, sin que haya excepciones ó recortes. Te contamos cómo ejercerlos.

Rebajas y compras por Internet

El periodo de Rebajas de Verano se celebra anualmente, y aunque oficialmente empieza el día uno de julio, algunos establecimiento de la Comunidad de Madrid ya han colgado el cartel en sus escaparates. Este «adelanto» en la fecha establecida se debe a la “liberalización de las rebajas”, una medida establecida por el gobierno en un momento de crisis económica que sufrió durante meses el sector de la moda en 2013. Gracias a esa normativa se liberalizó el comercio, siendo los propios comerciantes, quienes deciden el comienzo y final de las rebajas en su establecimientos.

Consumiendo en Rebajas

Derechos: Un producto rebajado no supone una menor protección del consumidor. Son derechos que nunca pueden verse menoscabados, por lo que; mismo periodo de garantía y la forma de pago -la que el establecimiento utilice el resto del año-, tendrá que indicarse la política de devoluciones, cumplir con las normas de calidad y etiquetado, e indicar en un lugar visible que disponen de hojas de reclamación en el establecimiento.

El producto y la etiqueta: Deberá estar en perfecto estado (prohibido por ley vender como rebajados productos deteriorados). La etiqueta deberá indicar la misma información, tanto para el artículo rebajado como para el que no lo esta, figurando con claridad el precio anterior y el reducido. Si dicha reducción porcentual engloba a un conjunto de artículos, bastará con el anuncio genérico del porcentaje.

Obligatoriedad de hallar en dicha etiqueta los datos relativos al riesgo que puede causar el producto por usarlo teniendo en cuenta sus características, duración, naturaleza y las personas para las que va destinado. Indicar que, dependiendo del producto que se compre – electrodomésticos, productos de perfumería, juguetes, etc- existe una normativa específica para cada uno de ellos, que amplará los datos que debe reunir el etiquetado.

La garantía: En un producto nuevo, misma garantía para el periodo normal y el de rebajas; dos años (2). Si hablammos de ur artículo de segunda mano, igualmente la garantía legal es de dos años (2), salvo que se pacte un plazo inferior con el establecimiento. Nunca podrá reducirse a menos de una año (1). Importante que conste por escrito.

En caso de tener algún problema con la compra, el consumidor siempre debe exigir el cumplimiento de la garantía al establecimiento vendedor, puesto que solo puede reclamarse al fabricante cuando una reclamación al vendedor fuera imposible (establecimiento cerrado).

Ante un defecto o falta de conformidad dentro de los seis meses (6) tras la compra, se entiende que dicho defecto ya venía de fábrica. Pasados ese tiempo (después de los 6 meses), si el establecimiento no colabora en ofrecerle esa garantía, le corresponde al cliente probar que el defecto es de origen, osea, de fábrica.

Devoluciones: Cada vez más establecimientos -sobre todo grandes superficies- optan por el cambio o devolución de un producto que no es del gusto del cliente, para favorecer así sus ventas. Este hecho, no es un derecho que tengan los consumidores, sino una cortesía del propio establecimiento que quiere aplicarlo todo el año, incluso en periodo de rebajas. Será por lo tanto una obligación del establecimiento en caso de que se indique en el ticket de compra o se anuncie en carteles del comercio.

También podrá anunciar a sus clientes que limita esa cortesía sobre la devolución que ofrece excluyendo; artículos de higiene, ropa interior, vertidos de fiesta, joyas… incluso aquellos objetos que puedan ser reproducidos o copiados como; cintas de vídeo, CDs, discos o libros.

Resumiendo: antes de comprar, es importante solicitar información sobre las condiciones de compra y las posibilidades de devolución. Una vez adquirido, es requisito imprescindible para realizar la devolución, la presentación del ticket o factura de compra.

Compras por internet: Si la compra ha sido a distancia (venta por catálogo, telefónica o por Internet) el comprador sí tiene siempre derecho a desistir de la compra. Dispondrá de un plazo de catorce días naturales (14) para solicitar la devolución del dinero. El producto deberá devolverse en perfecto estado y una vez recepcionado por el vendedor, éste dispondrá también de un plazo de 14 días naturales para la devolución del dinero. Los gastos para devolverlos al establecimiento, deberá abonarlos el consumidor, salvo que en su publicidad o en las condiciones contratadas se establezca lo contrario.

Periodo de Rebajas por Comunidades

Andalucía: Del 1 de julio al 31 de Agosto. Aragón: Del 1 de Julio al 1 de Septiembre. Asturias: Desde el 1 de Julio hasta el 31 de Agosto. Canarias: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Cantabria: Desde el 1 de Julio al 30 de Septiembre. Castilla La Mancha: Desde el 1 de Julio al 30 de Septiembre. Castilla y León: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Cataluña: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Comunidad Valenciana: A partir del último lunes laborable de Junio hasta el primer sábado del mes siguiente de Septiembre. 29 de Junio al 5 de Septiembre. Extremadura: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Galicia: Desde el 1 de Julio al 30 de Septiembre. Islas Baleares: 2 meses desde el 1 de Julio o primer día laborable siguiente al 31 de Agosto. Madrid: Desde el 21 de Junio a 21 de Septiembre. Murcia: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Navarra: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. País Vasco: Desde el 1 de Julio al 30 de Septiembre. La Rioja: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto. Ceuta: Aún no se ha estipulado. Melilla: Desde el 1 de Julio al 31 de Agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here