Durante éstos días, muchos usuarios de WhatsApp están recibiendo un peculiar mensaje: la aplicación solicita (más bien exige…) la aceptación para que su número de teléfono móvil pase a disposición de Facebook. ¿Cual es el motivo?, ¿debo aceptar?.

Seguridad Redes Sociales WhatsApp Facebook Teléfono Móvil

La libre circulación de nuestros datos privados está dando éstas semanas un nuevo y polémico paso: la cesión gratuita y a terceros de nuestros números de teléfono móvil. Mostramos abiertamente nuestras compras, vacaciones, excursiones, viajes, relaciones, parentescos…. ahora también la forma de contactar telefónicamente. Pero éso no es todo.

Cualquiera de ésas amistades puede saber dónde estás en cada momento…. y qué estas haciendo».

Hace apenas unos meses, la red social Facebook (la misma que ahora pide nuestro teléfono personal) habilitó la posibilidad de que todo aquel que tengamos tipificado como «amigo» pueda saber en tiempo real y con total exactitud dónde nos encontramos físicamente en cada momento. Incluso la actividad que estamos realizando y, en algunos casos, hasta nuestro estado de ánimo. Tal «servicio» se denomina formalmente «Amigos Cerca» y millones de usuarios lo llevan diariamente activado sin ser conscientes de lo que implica.

Teóricamente todas éstas nuevas «funcionalidades» permiten al fabricante ofrecer un «mejor servicio» al usuario (al menos ésa es la disculpa). En realidad suponen recibir un producto ó servicio que pagamos religiosamente con algo más caro y cotizado que el propio dinero: nuestros datos más privados. Por que no; aunque lo aparenten, éstas aplicaciones no son en absoluto gratuitas.

Pero nosotros… ¡no somos Roberto Carlos!.

Y aún así – como rezaba una de sus populares canciones – queremos tener «un millón de amigos». Puede que ni siquiera los conozcamos ó que llevemos lustros sin saber de con ellos pero, al común de los usuarios, no le duelen prendas en aceptar cuantas nuevas amistades sean precisas. ¿Es seguro?. Rotundamente NO.

Salvo que desactivemos la opción de geolocalización en tiempo real (algo que os mostraremos más adelante), cualquiera de ésas amistades puede saber dónde estás en cada momento…. y qué estas haciendo. Ahora – también – pueden plantarse en ése lugar y llamarte por teléfono, por si quedaba alguna duda de cómo acceder a tí. Directamente.

Un trágico precedente.

Indudablemente, hacer pública una parte de nuestra vida conlleva asumir serios riesgos. Hace apenas dos semanas dos jóvenes de Estados Unidos: Karina Vetrano (una célebre bloguera que escribía periódicamente sobre temas de running) y Vanessa Marcotte (una empleada de Google) sufrieron sendas agresiones físicas y sexuales mientras salían a correr. Éste hecho ha generado una psicosis en el país… pero – paradójicamente – muy pocas voces en contra de los sistemas de geolocalización que permiten a un potencial agresor acceder al recorrido concreto que efectúan diariamente millones de usuarios.

La APP de running nos anima – tras el recorrido – a publicarlo (con todo lujo de detalles) en las Redes Sociales. Incluso permite a terceros comunicarse verbalmente con nosotros mientras realizamos el ejercicio. Ahora también lo pueden hacer por vía telefónica. Obviamente nuestra seguridad puede verse seriamente comprometida.

Cómo decirle «¡BASTA!» a nuestro Smartphone.

A las clásicas recomendaciones de no publicar determinados datos personales y privados en Redes Sociales, debemos añadir – al menos – las siguientes pautas:

  • Siempre que no lo vayamos a utilizar, es muy recomendable desactivar el sistema de geolocalización de nuestro móvil (en las últimas versiones de Android e iOS, tal operación se realiza mendiante un acceso directo a la barra de herramientas).
  • Cuando recibamos el mensaje que permite a WhatsApp divulgar nuestro numero de teléfono («En WhatsApp estamos actualizando nuestros Términos de Servicio…»), debemos buscar la palabra «Lee» coloreada en azul y pulsar en ella. En la siguiente pantalla desmarcaremos la casilla «Compartir info. de cuenta» y pulsaremos «No compartir» en la ventana emergente que aparece.
  • Si no hemos realizado éste paso, tenemos 30 días para revertirlo usando la ruta Ajustes-Cuenta-Compartir info. de cuenta. Repetir el procedimiento indicado en el punto anterior.
  • En la versión móvil de Facebook, desactivaremos la posibilidad de que nos localicen geográficamente siguiendo ésta ruta: Opciones (esquina superior derecha) – Pulsar en «Amigos Cerca» – Desactivar.

Sin embargo, el mejor consejo es uno de los que desde Atención al Consumidor entonamos siempre como lema y mantra: SENSATEZ, en nuestra mano está el convertir ésa tecnología que usamos diariamente en una herramienta a nuestro servicio… y no en un peligro para nosotros y nuestro entorno.

3 Comentarios

  1. No debería serlo, ya que compromete de forma abierta aspectos muy importantes de nuestra intimidad y de nuestra vida personal. as grandes compañías se amparan en que es el propio usuario quien acepta tales condiciones… cuando en realidad, éste clausulado podría ofrecer una «Falta de Transparencia» muy similar a la de determinados productos bancarios (con iguales ó peores consecuencias).

    En todo caso, no tenemos constancia que desde la Unión Europea ni, lógicamente, desde España, se estén desarrollando resortes legales ESPECÍFICOS para limitar estas prácticas.

  2. ¡Pero qué barata vendemos nuestra vida privada! (barata no RE-GA-LA-DA)… y luego nos ofendemos cuando tenemos que revelar el dato de nuestra edad. JA!, pero si estamos retransmitiendo celebraciones, vacaciones, comilonas, borracheras, escapadas, compras, caprichos y hasta eventos conyugales. Sólo nos falta hacernos selfies cuando hacemos aguas mayores.

    Luego nos quejamos….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here