A día de hoy prácticamente todos los Consumidores estamos plenamente concienciados del peligro que suponen las bolsas de plástico. Un peligro y una práctica dañina para el medio ambiente e insostenible, incluso a corto plazo. Muchas familias han decidido volver a la tradicional bolsa reutilizable sin saber que…. quizás no es tan segura como creemos.

Las bolsas reutilizables puedenno ser seguras
Las bolsas reutilizables puedenno ser seguras

Pese a las numerosas campañas de concienciación las bolsas de plástico desechables siguen manteniendo su presencia y vigencia en tiendas y supermercados. Simplemente se han vuelto un recurso de pago… pero un recurso al fin y al cabo.

….una inadecuada higiene de las bolsas reutilizables puede permitir que bacterias como la salmonella, campylobacter ó la propia E.Coli, se asienten en el tejido».

Cada vez más Consumidores y Usuarios optamos por volver a la tradicional bolsa de arpillera, cáñamo, lino…. sinónimo de práctica ecológica y más segura para el Medio Ambiente, pero ¿es tan segura para el usuario?. Lamentablemente NO.

El riesgo de un mal uso.

Debemos pensar que éstas bolsas a lo largo de su – extensa – vida útil pueden transportar kilos de comida, tipos de alimentos muy distintos… y también elementos patógenos que pueden poner en peligro nuestra salud.

Según un riguroso estudio de la Universidad de Pennsylvania, la supresión de las habituales bolsas de plástico en la ciudad californiana de San Francisco, generó un aumento exponencial de los casos de infección por E. Coli. ¿El motivo? una inadecuada higiene de las bolsas reutilizables puede permitir que bacterias como la salmonella, campylobacter ó la propia E.Coli, se asienten en el tejido, pasen de un alimento a otro (de los que transportamos en ella)…. y consecuentemente a nuestro organismo.

Pero no sólo éso, también determinados compuestos químicos (procedentes de productos de limpieza, pilas….) pueden generar una contaminación cruzada en nuestra comida.

¿Cómo actuar?.

En Atención al Consumidor vamos a daros unas pautas para que el uso de éstas bolsas sea una garantía para el Medio Ambiente… pero también para la salud del propio usuario:

  • ¡Cuidado con los alimentos crudos!. En primer lugar es importante separar los alimentos crudos de los ya procesados y, por supuesto, transportar éste tipo de género en soportes estancos que lo protegan del contacto exterior.
  • Usar bolsas específicas para todos aquellos productos que no sean extrictamente de alimentación (sobre todo productos químicos).
  • No guardar las bolsas demasiado tiempo en ambientes dónde se vaya a generar calor: cocinas, maletero del coche… etc. En éstos entornos la proliferación de microorganismos se dispara.
  • Lavar periódicamene, prefriblemente en lavadora.
  • …..y por último utilizar preferentemente bolsas confeccionadas en algodón: son más fáciles de limpiar e higienizar.

Con todo ello vamos a lograr que la compra sea más ecollógica… pero también más sana para el Consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here