Efectivamente. A la ya larga lista de falsificaciones, debemos añadir un producto nuevo: los preservativos. La AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) ha detectado en Serbia unidades de los célebres «condones » de la marca Durex… completamente falsos.

Preservativos Falsificados
Preservativos Falsificados

Aunque por el momento no hay constancia de unidades falsificadas en España, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha lanzado ésta misma semana una Alerta de Consumo (con Referencia PS, 7/2018) en la que se reconoce la existencia en territorio Europeo de preservativos falsificados con el anagrama de la popular marca «Durex«.

Afortunadamente, hay varias pistas que nos van a indicar si el producto que hemos adquirido es ó no oficial de la marca».

Los modelos afectados son, al menos inicialmente, los «Classic», «Extra Safe», «Feel Thin» y «Tickle Me».

Un caso grave.

Hace unos meses saltó un alarma similar en Colombia que provocó que el organismo oficial INVIMA tomara cartas en el asunto. Tras analizar los preservativos afectados se detectaron peligrosos problemas de seguridad como perforaciones ó daños en el material de fabricación. Tal y como señaló la propia directora del INVIMA, Ana Graciela Criado, éstos orificios son una puerta abierta para enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

¿Cómo distinguirlos?.

Afortunadamente, hay varias pistas que nos van a indicar si el producto que hemos adquirido es ó no oficial de la marca. La forma más rápida y sencilla es inspeccionar la zona dónde aparece la fecha de caducidad.

Entre ésta fecha y el número de lote, debemos comprobar el lugar de procedencia/fabricación. Tal y como recoge la alerta Ministerial, todas las unidades intervenidas indican el – ya popular «Made in China» (con tipografía mayúsucual ó minúsucla, aparecen varios supuestos) ó «Made in Thailand», dato éste que no aparece en los preservativos «originales y oficiales».

Las unidades afectadas no muestran (al menos de momento) mensajes en español: la rotulación aparece en rumano, búlgaro, húngaro y serbio.

¿Cómo debemos actuar?.

El propio fabricante ha reconocido la existencia de éste problemático producto y, en breve, intentaremos contactar desde Atención al Consumidor para poder esclarecer lo ocurrido y sus posibles consecuencias (especialmente graves en materia de salud). Por ello, si sospechamos que un producto ha podido falsificarse, debemos notificarlo a la propia compañía ó a la AEMPS. Para cualquier duda, ponemos a la entera disposición del consuidor nuestro servicio de Atención, Reclamación e Información (Click Aquí).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here