Es una sensación que, lamentablemente, todos hemos vivido. Finalizamos nuestra compra en Internet y, a los pocos minutos, nos invade una sensación de desasosiego: ¿ha ido todo bien?. En más ocasiones de las deseadas, nuestras peores intuiciones se hacen realidad y se inicia una auténtica carrera «contrarreloj» para recuperar nuestro dinero.

Compras on line que son una estafa

Es una de las preguntas más habituales en Atención al Consumidor: ¿cómo puedo saber si mi Compra On Line ha ido bien?… ¿la Tienda On Line era fiable?. El hecho de poder hacer compras en cualquier punto del planeta, desde nuestro PC ó smartphone, hace difícil el poder dar una respuesta.

…si finalmente ninguno de éstos resortes nos da la solución, siempre tenemos la posibilidad de Reclamar».

Sin embargo, sí podemos seguir una serie de pautas que nos permitan comprobar que todo ha ido bien ó, al menos, que no vamos a tener más problemas que los habituales y ya conocidos (como el tiempo de espera):

  • ¿Has recibido un mensaje de tu entidad bancaria antes de hacer el pago?. Ésta puede ser la primera señal de que todo va bien. Cada vez más páginas web disponen en sus pasarelas de pago de sistemas de verificación seguros: la web envía nuestro móvil un código ó una tabla de códigos y nosotros, manualmente, aprobamos la operación. Los dos protocolos más conocidos son «MasterCard SecureCode» y «Verified by Visa«. Si vemos éstos sellos en la web… es una buena señal.
  • ¿Recibes el mensaje minutos después de haber realizado la compra?. Éste puede ser el primer motivo de alarma. El mensaje puede ser una mera confirmación del proceso de compra… pero también un aviso de que algo no ha ido bien. En todo caso, es muy importante mantener el número de teléfono móvil actualizado en la entidad bancaria… y tenerlo a mano al realizar la compra on line.
  • ¿Hay email de confirmación?. La práctica totalidad de los puntos de venta «On Line» nos exigen un correo electrónico para realizar el proceso de registro (previo a la compra), por lo que – como es razonable – una vez que realizamos la transacción se debe hacer uso de ésta vía de comunicación para tener informado al Consumidor. Por ello, tras realizar la adquisición debemos comprobar nuestro correo (especialmente en la carpeta de SPAM) y en él, si todo ha ido como debe, han de recibirse los correspondientes comprobantes de compra: hoja de pedido, albarán, factura…. Siempre con el desglose de impuestos debidamente reflejado.
  • ¿Y si no recibo nada?.  Si tras un plazo razonable (que podríamos establcer en dos horas), no hemos recibido absolutamente nada… probablemente algo no va bien. En ése tiempo, los principales protocolos que se usan para crear Tiendas On Line (Prestashop, Woocomerce, Odoo… etc.) ya han tenido tiempo, más que suficiente, como para enviarnos la necesaria verificación. Éste proceso lo realiza dicho software de manera automática y, debemos añadir, con bastante eficiencia. Que no hay disculpa, vaya.

¿Y ahora qué hago?: Las primeras horas son cruciales.

En (muchas) ocasiones, la aparición de cualquiera de éstos signos de alerta es ya sinónimo de compra fallida. En otros simplemente es un problema informático, administrativo… ó un servicio de atención al cliente poco eficiente. Entonces…. ¿cómo procedemos cuando nos surgen las primeras sospechas?.
  • Si no recibimos confirmación alguna… ó bien tenemos cualquier duda sobre la compra, el primer paso es contactar con el propio vendedor. Cualquier Tienda On Line mínimamente seria, debe disponer de varios canales que permitan realizar el contacto de forma más ó menos fluida e inmediata: formulario, chat, correo electrónico ó teléfono
  • Si, en las horas posteriores a la compra, seguimos sin recibir noticia alguna de la tienda ó vendedor… y tampoco responden a nuestras consultas como Consumidor, es recomendable contactar con nuestra entidad bancaria para ver si el método de pago que hemos utilizado ha sido el adecuado y si, sobre nuestra tarjeta de crédito/débito ó cuenta bancaria se ha producido algún movimiento inesperado.
  • Conviene tener en cuenta que la gran mayoría de las Entidades Bancarias no pueden anular la compra realizada sin que conste una denuncia ó, al menos, un procedimiento administrativo, por lo que, antes de acudir a ésta vía como fórmula de resolución final, debemos agotar el resto de alternativas.
  • Si usamos tarjeta de crédito ó débito para hacer el pago, debemos tener en cuenta que éstas disponen de herramientas de seguridad muy útiles (como ya vimos en éste artículo de Atención al Consumidor), pero no siempre de los manidos «seguros de compra» que asegura la leyenda urbana. Éste servicio es exclusivo de las tarjetas de gama más alta por lo que, antes de confiar nuestra compra a él, deberíamos preguntar a nuestro banco.
….y si finalmente ninguno de éstos resortes nos da la solución, siempre tenemos la posibilidad de RECLAMAR, ponemos para ello a disposición del Consumidor todo nuestro equipo técnico y humano que les asesorará tanto en el proceso de compra como en el de elección de una web segura.

Contacte con nosotr@s.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here