Falta apenas una semana para las tan esperadas navidades. Muchas familias aprovechan éstas fechas para realizar sus últimas compras y regalos. Sin embargo, las prisas y ofertas de última hora pueden ser un mal aliado navideño… especialmente si recurrimos a Internet como recurso de urgencia.

Las fechas navideñas concentran una buena parte de los gastos de Consumo en España. Dice la estadística que un 22% de los Consumidores planea dichas compras ya en octubre (Fuente: Semminer), ó dicho de otro modo, la gran mayoría lo dejamos todo «para el final». En ésas circunstancias, Internet se convierte en nuestro mejor aliado. Pero no siempre.

….Los amigos de lo ajeno también son conocedores de nuestras urgencias».

Las grandes compañías, como Amazon lo saben y establecen en éstas fechas un operativo especial para hacer frente a ésos compradores de última hora. También las campañas publicitarias se enfocan a ése comprador tardío con lemas como: «todavía estás a tiempo».

Prisas e Internet: una mala combinación.

Sin embargo, los amigos de lo ajeno también son conocedores de nuestras urgencias por lo que, por éstas fechas, aparecen de forma súbita centenares de páginas que buscan captar nuestro interés…. y nuestro dinero. A veces con técnicas no muy lícitas como ya vimos en Atención al Consumidor con las llamadas «Páginas Patera«.

De hecho, hemos constatado un incremento preocupante de entidades que utilizan Redes Sociales como Facebook a modo de improvisada tienda virtual, entorno éste que genera diariamente numerosas reclamaciones. Insistimos; una Red Social no es el mejor soporte para realizar nuestras compras.

Así que, un año más pero en éste 2018 más especialmente recordamos a los Consumidores unas pautas básicas para que sus (improvisadas ó no) compras navideñas no empañen estos días tan especiales:

  • Cuidado con los «precios milagro»; debemos cuestionarnos todos aquellos precios que supongan descuentos más allá del 30% del valor de mercado.
  • Antes de comprar debemos revisar escrupulosamente cada apartado de la web ó Tienda Virtual: ¿cuenta con un servicio de Atención al Cliente?, ¿un Apartado Legal?, ¿está escrita en correcto español? (huyamos de las traducciones automáticas). Un buen punto de partida es contactar con la tienda antes, incluso, de realizar la compra.
  • Rogamos prestar especial atención a aquellas transacciones que se nos insinúan desde Redes Sociales; quizás no sea el mejor soporte ni entorno para hacer determinadas compras.
  • ….y por último, recordar al Consumidor que el hecho de comprar por Internet ó – incluso – fuera de España (…y siempre dentro de la Unión Europea) no implica renunciar a ninguno de sus Derechos (como el periodo de prueba que deben ofrecernos en toda compra telemática).
Una vez más, y muy especialmente, ponemos a su entera disposición todos los medios técnicos y humanos de Atención al Consumidor para poder atender cualquier consulta. Que una mala compra no nos impida disfrutar de éstas Fiestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here