Realizamos un breve análisis de la estructura de consultas y reclamaciones interpuestas a través de nuestro servicio a lo largo del pasado 2012. Un año más, la crisis ha condicionado de forma palpable la frecuencia y tipología de las consultas.

Atención al Consumidor, Reclamaciones. Teléfono del Consumidor.

La subida del IVA, de los precios, los problemas del mercado laboral y el consecuente descenso en los niveles del consumo han convertido al pasado 2012 en un año especialmente complicado para los Consumidores y Usuarios españoles.

La Telefonía y las Telecomunicaciones en general vuelven a encabezar la lista de reclamaciones, con un sustancial incremento respecto al pasado ejercicio».

Entre los epígrafes que mayor número de consultas han suscitado tradicionalmente (telefonía, vivienda, automoción….) aparecen nuevos sectores que, en determinados casos, podríamos calificar como muy preocupantes.

A muy grandes rasgos éstos han sido (por orden de importancia) los sectores y ámbitos que mayor número de reclamaciones han suscitado a lo largo del pasado año:

1. Telefonía.

La Telefonía y las Telecomunicaciones en general vuelven a encabezar la lista de reclamaciones, generando – incluso – un sustancial incremento respecto al pasado ejercicio.

Los cambios de política dentro de los grandes operadores respecto a las renovaciones de terminal, los nuevos sistemas de tarificación y, especialmente, los contratos y obligaciones de permanencia, han capitalizado el descontento del  consumidor español durante los pasados 12 meses.

La dificultad para realizar operaciones, antaño más accesibles como portabilidades, cambio de terminal y/o de tarifa se ha disparado durante el 2012, generando entre los usuarios gastos imprevistos, dificultad de acceso a los servicios ó, lo que para muchos es especialmente lacerante: la imposibilidad de moverse libremente dentro del actual mercado de ofertas.

Nuestro Consejo: En primer lugar, no formalicen ningún tipo de contrato (ya sea verbal ó escrito) sin examinar detallada y minuciosamente todas y cada una de las cláusulas que lo componen. Sólo así podrán evitar sorpresas poco agradables…. y no deseadas. En segundo lugar, y como ya mencionamos en anteriores artículos:  evalúe todas las opciones y precios disponibles a la hora de cambiar de terminal. En muchas ocasiones el mercado libre ofrece soluciones económicas, de calidad y – lo que es más importante – no ligadas a fórmulas de permanencia.

En último lugar… jamás se dé por vencido, si sus derechos como Consumidor y Usuario se han visto conculcados: RECLAME.

2. Servicios y compras por Internet.

El afán de muchos usuarios por reducir la cuantía de sus gastos cotidianos, ha generado que se dispare el número de compras por Internet y, paralelamente, las reclamaciones a éste tipo de servicios.

Cada vez más páginas aprovechan ésta creciente tendencia y, en ocasiones puntuales… pero crecientes, realizan ofertas y transacciones de dudosa calidad. El hecho de que muchas de éstas páginas se encuentren afincadas fuera de la Unión Europea dificulta (aunque no imposibilita) ejercer nuestros derechos como Consumidor, por lo que el problema puede alcanzar unas magnitudes indeseadas.

Nuestro Consejo: Utilice sólo servicios de contrastada calidad, a ser posible afincados en España (ó en su defecto dentro de la Unión Europea). Desconfíe de las «ofertas milagrosas», especialmente en electrónica y telefonía (grandes protagonistas del 2012). En el caso de las páginas de contacto sean siempre cautelosos con la información personal que dispensan. Contar con un sistema de pago eficaz y que nos dé cierta cobertura legal (como ya ocurre con muchas tarjetas de crédito y sistemas de prepago), nos ahorrará más de un disgusto. Infórmese en su entidad bancaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here