Lejos de ser su verdugo, la red le otorgó vitalidad a este sistema tradicional por el impulso global de las ventas a través de plataformas virtuales. Se vende «online» un telefono móvil cada cinco segundos, un par de zapatos cada siete y un vestido de mujer cada ocho

El uso de Internet ha transformado los hábitos de compra de los consumidores, aparentemente sin marcha atrás. Pero lejos de lo que las predicciones apocalípticas en los inicios de la red auguraban como el fin del correo postal -caído en desuso a manos del email- la evidencia demuestra que le ha dado una segunda vida al sistema de envíos tradicional.

Con un telefono móvil vendido cada cinco segundos a través de la Internet un par de zapatos cada siete y un vestido de mujer cada ocho segundos, el comercio electrónico comienza recién amostrar su auge a nivel mundial.

Todo se compra y se vende a través de plataformas como eBay, el «gran bazar mundial» en el que cada 17 segundos se venden jeans para mujer, cada 23 una corbata y cada 33 segundos un par de lentes de sol para caballeros, según informó el lunes la agencia española EFE, citando datos estadísticos de la Union Postal Universal (UPU), organismo intergubernamental con sede en Berna, Suiza.

Según el relevamiento de UPU, Estados Unidos es el país donde la demanda es más fuerte, y se estima que las compras electrónicas podrían alcanzar este año un valor de u$s900.000 millones, según el proveedor de servicios financieros JP Morgan. Y si bien estas transacciones son «virtuales», la mercadería debe ser entregada al comprador, y es en esta fase esencial que entran en escena los servicios postales.

Según los datos que relevó la UPU, el paquete pequeño (con un peso inferior a 2 kilos) es el producto que mas eligen los vendedores en línea cuando envían sus pedidos. Ese tipo de paquetes, alcanzaron una cifra estimada de 800 millones de envíos internacionales en 2011.

UPU destacó además que la red de correo postal muestra una verdadera «explosión» de paquetes procedentes de la región de Asia-Pacifico y que las cifras confirman «lo que todos sospechamos en el negocio postal: las cartas decrecen, pero los paquetes experimentan un gran auge«.

Renovación

Este reciente auge no librará a los sistemas de correo de la necesidad de reformarse para adaptarse a la nueva realidad. Esto es lo que ya empezó a hacer China Post, el servicio de correo de la República China, frente al potencial crecimiento de la exportación de mercancías por correo.

Según reportó EFE, al indagar sobre las preocupaciones de sus clientes, el servicio postal chino descubrió que el tiempo de entrega no es lo que más preocupa a los vendedores, pero que a los clientes les interesa tener un marco temporal estable, saber cuando recibirán sus compras y poder hacer un seguimiento de su envío, aunque prevalezca su intención de utilizar la opción de envío más barata.

Bajo esa perspectiva, eBay tiene un acuerdo llamado «e-Packet» con China Post para acelerar la entrega de Asia a Estados Unidos a través de soluciones integradas para el envio de paquetes de hasta 2 kilos, de los cuales los exportadores asiáticos en general enviaron más de 140 millones en 2011.

Correos de Singapur -otro país que se posiciona como potencia en el comercio electrónico mundial- inauguró igualmente un servicio propio llamado «ePac» para remitir los envíos de productos desde este país también al mercado estadounidense.

«Estas colaboraciones han mejorado significativamente la satisfacción de los compradores de EE.UU. cuando adquieren productos procedentes de China. Mejoran la reputación del vendedor y también de las ventas», según dijo a EFE un portavoz de eBay para Asia-Pacifico.

El tiempo de entrega se ha reducido así de 15-20 días a 7-10 días, con una baja de hasta el 80% en los comentarios negativos de los clientes.
Fuente:iprofesional.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here