Los recortes en ayudas por adquisición de vivienda y a las medidas de apoyo a la familia son los puntos más destacados.

Protección oficial

El año 2011 no está entre los más esperados por los españoles, ya que desde el 1 de enero entrarán en vigor diversos recortes. Entre ellos, destacan la eliminación de la deducción por adquisición de primera vivienda para los contribuyentes con bases imponibles iguales o superiores a 24.170,20 euros anuales y el fin del denominado «cheque bebé», una ayuda para las familias de 2.500 euros por nacimiento. Las pensiones mínimas y no contributivas subirán el próximo año un 1%, mientras que las restantes, que afectan a la mayoría de los jubilados, quedarán congeladas. A estas medidas se añade la elevación en un punto del tipo del IRPF aplicable a las rentas superiores a 120.000 euros y dos puntos para los contribuyentes que ingresen más de 175.000 euros.

La vivienda y los Hijos.

Los recortes que recoge el proyecto de ley de los Presupuestos generales de 2011 afectan de manera especial a las familias jóvenes, ya que se refieren a la vivienda y a los hijos. Una de las novedades de las citadas cuentas afecta a las operaciones de compra de inmuebles: a partir del próximo año se suprimirá la deducción fiscal por la compra de la primera vivienda, aunque esta medida sólo afectará a quienes tengan una base imponible igual o superior a 24.170 euros anuales.

Respecto a la familia, dos de las decisiones de carácter social que afectarán a los contribuyentes españoles tienen como punto de referencia el nacimiento de sus hijos.

  • Se elimina el «cheque-bebé», en vigor desde 2007. A partir del 1 de enero de 2011 no se cobrarán los 2.500 euros asignados por cada nacimiento.
  • Se aplazan los permisos de paternidad de cuatro semanas que, por una cuestión económica, no serán efectivos hasta el ejercicio 2012.

Autónomos y pensionistas

Entre los profesionales afectados por las nuevas medidas figuran los autónomos. Se rebaja en cuatro años el límite de edad para seleccionar la base de cotización entre la mínima y la máxima: pasa de 49 a 45 años. La medida será efectiva a partir de abril de 2011. Por el contrario, se prevé la entrada en vigor de la prestación por desempleo para estos trabajadores.

Respecta a los jubilados, la principal novedad reside en que la subida para este año de las pensiones mínimas y las no contributivas será de un 1%. Las restantes quedan congeladas, salvo que haya diferencias con el Índice de Precios al Consumo calculado en principio para este ejercicio. Esto quiere decir que si el IPC supera el 1%, se actualizaría de modo proporcional a través de una paga extra que recibirían los jubilados en el mes de enero.

En el nuevo marco de ahorro presupuestario que ha acometido el Ejecutivo español, destaca también la congelación de las retribuciones del personal al servicio del sector público. Se consolida la rebaja media del 5% aplicada desde el mes de junio. También continuará la reducción de la oferta de empleo público, mediante la aplicación de una tasa de reposición del 10% sobre las vacantes generadas en la Administración Pública

Subida de impuestos a las rentas más altas
Una de las medidas con mayor repercusión fiscal es la modificación de los tramos de tributación del I.R.P.F. (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Se gravará a las rentas más altas a través de dos nuevos tramos:

  • Quienes ganen más de 120.000 euros al año, pasarán al tipo marginal del 44%, desde el 43% actual.
  • A los contribuyentes con una base liquidable por encima de los 175.000 euros se les aplicará un tipo marginal algo superior, del 45%.

Quienes no alcancen 120.000 euros anuales mantendrán los mismos tramos fiscales que hasta ahora y continuarán con el mismo tratamiento fiscal. Para el ejercicio 2011, el mínimo personal por contribuyente queda fijado de nuevo en 5.151 euros. Esta cuantía, conocida también como renta vital o de subsistencia, lleva en este nivel desde 2008. La nueva ley introduce una modificación en la tributación de las retribuciones plurianuales al establecer un límite máximo de 300.000 euros para aplicarse la reducción del 40%.

Las pequeñas y medianas empresas mantendrán un régimen especial fiscal, al tributar el 25% en el impuesto sobre sociedades durante los próximos tres años, en vez del 30% que marca el tipo general de tributación. Con respecto a las ampliaciones de capital, según la normativa, quedarán exentas de tributación del impuesto de transmisiones patrimoniales.

Impuestos Autonómicos
Algunos gobiernos autonómicos contemplan desde hace varios meses subidas en ciertos tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con objeto de reducir sus deudas presupuestarias:

  • Andalucía: se incluirán para el nuevo ejercicio tres nuevos tramos en la tarifa autonómica, en este caso para rentas a partir de 80.000 euros anuales, que se desglosan de la siguiente forma:
  1. Entre 80.000 y 100.000 euros será del 22,5%
  2. Para la franja de entre 100.000 y 120.000 euros, la tributación se elevará hasta el 23,5%
  3. Las rentas superiores lo tendrán que hacer al 24,5%.
  • Asturias: se gravan las rentas superiores a 100.000 euros.
  • Baleares: se plantea subir los impuestos a los ciudadanos que rebasen 100.000 euros de renta.
  • Cataluña: se ha decantado por crear dos nuevos tramos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Los incrementos son de dos puntos para las rentas superiores a 120.000 euros y del doble (cuatro puntos) para quienes sobrepasen 175.000 euros al año.
  • Extremadura: se prevé una subida del tipo marginal del IRPF para las rentas superiores a 60.000 euros. Será progresiva en función de la renta de cada contribuyente, de forma que se elevará un 0,5% para rentas superiores a 60.000 euros, un 1% para quienes ganen más de 80.000 euros y un 2% para las mayores de 100.000 euros. A quienes sobrepasen 120.000 euros se les aplicará un tipo del 3%.

Fuente.  consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here