La secuencia es por muchos conocida; compartimos con varios amigos nuestra intención de adquirir un nuevo smartphone ó una tablet… y no tardamos en recibir un manido consejo: «yo conozco una página que las trae directamente de Asia y….«.

tablets moviles chinos smartphones chollos

Las compras fraudulentas de dispositivos de telefonía móvil se han convertido en una de las grandes «estrellas» de nuestro ranking de reclamaciones. Y es que ése teléfono de (muy presunta) gama alta a un precio irrisorio pierde de golpe todo su glamour cuando lo sacamos de su envoltorio. En algunas ocasiones… dicho teléfono ni siquiera llega, por lo que perdemos el terminal… y nuestro dinero.

No son móviles de marca blanca.

La mayor parte de éstos «teléfonos chollo» se ofrecen al usuario sin marcajes externos, sin instrucciones en Español, con graves deficiencias en el etiquetado y sin un mínimo servicio postventa.

La falta de marcajes (que nos indiquen marca y modelo) así como una muy deliberada similitud con populares terminales de gama alta están tras la difundida leyenda urbana de que tales dispositivos son, en realidad, el modelo original pero «de marca blanca». Nada más lejos de la realidad.

Gama muy baja a precios… que no son un chollo.

Tiendas que operan fuera de España y de la UE, nula atención al cliente (más allá de la operación comercial) y productos realizados con materiales de dudosa calidad que no ofrecen muestras visibles de cumplir con los estándares de calidad españoles y europeos.

En Atención al Consumidor hemos constatado como muchos de éstos productos prometen prestaciones de gama alta, cuando en realidad se fabrican con componentes de gama media y media-baja cuyo rendimiento ha sido forzado hasta el límite mediante la conocida técnica del «overclocking». Más rendimiento…. pero mucha menor durabilidad. Obviamente el equipo no tarda en fallar…

Es cuando descubrimos que tampoco su servicio postventa está a la altura de lo que pagamos: es frecuente constatar como, tras producirse una más que previsible avería se nos insta a reenviar la unidad al país de origen. El terminal reparado jamás regresa…. tampoco el importe que abonamos por él.

¿Cómo actuar?

En primer lugar – y si aún estamos a tiempo – realizar la compra en un establecimiento (comercial ó digital) que nos ofrezca las debidas garantías comerciales: distintas opciones de pago, servicio de atención al cliente, homologaciones de seguridad de su «tienda on line»…. etc. Comprar fuera del mercado europeo dificulta enormemente hacer valer nuestros derechos como Consumidor.

En segundo lugar, optar por terminales procedentes de fabricantes reconocidos, que den servicio de forma directa al mercado español (huyan de aquellos que sólo nos ofrecen teléfonos internacionales) y que puedan acreditar las certificaciones de seguridad que exige la UE.

Piénselo… como decían sabiamente nuestros mayores «nadie da duros a cuatro pesetas«.

Si tales consejos llegan tarde y se ha visto usted envuelto en una de ésas compras milagrosas que no acabaron como esperábamos…. no se resigne. Todavía puede recuperar su dinero. No duden en contactar con nuestro Servicio de Atención al Consumidor.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here