El final del verano llega unido al inicio de rutinas y responsabilidades del día a día. Por ejemplo, las familias con hijos en edad escolar entran ahora en la vorágine de la vuelta al colegio: las compras de libros, material escolar, ropa, calzado…

Se trata de un momento de gran consumo, por lo que los consumidores deben tener muy presentes sus derechos y deberes, y conocer algunas recomendaciones en este tipo de compras:

  • El centro escolar puede recomendarle un establecimiento concreto para la adquisición de los libros de texto pero usted no está obligado a realizar su compra en ellos. Puede escoger el que más le convenga.
  • Si usted compra material escolar o productos electrónicos, asegúrese de que llevan el marcado CE, garantía de que ese artículo cumple con las normas de seguridad de la Unión Europea, y la identificación y domicilio del responsable del artículo, así como instrucciones de uso en el caso de que sean necesarias. El material escolar debe cumplir también estos requisitos para saber que es seguro:
  1. No tener apariencia de alimento, golosina, etc., pues supondría un riesgo para el niño, que podría confundirlo y llevárselo a la boca.
  2. No tener piezas pequeñas que se puedan desprender ni líquidos decorativos. El pequeño podría atragantarse o intoxicarse.
  3. Informar en el etiquetado de si el producto está indicado para menores de 36 meses.
  • Asegúrese de que lo que le cobran en caja es el precio que viene marcado en el producto. El importe que figura en la etiqueta o en la estantería es el precio que usted debe pagar.
  • Ante las estrategias que utiliza la publicidad en fechas como estas para animar a las compras, conviene comprobar siempre si el producto que se va a adquirir se ajusta a lo anunciado. Toda publicidad es vinculante así que, si se puede, se deben conservar folletos o catálogos por si después se tiene que reclamar.
  • En el caso de que se deba entregar alguna cantidad por anticipado para realizar una reserva, es recomendable solicitar un justificante de ese pago.
  • Pida factura de todo lo que compre. Será su justificante ante cualquier reclamación que desee presentar.
  • Si adquiere un producto por internet, debe saber que dispone de 14 días para poder devolverlo si no le ha convencido. Asegúrese de que, junto al producto, le llega el documento que le servirá para efectuar esta devolución.
  • Sepa que todos los productos nuevos disponen de dos años de garantía.
  • Si se encuentra con algún defecto de fábrica en los artículos que ha adquirido, acuda al establecimiento a reclamarlo.
  • Ante la compra de una prenda o calzado, es recomendable revisar el etiquetado y asegurarse de que cumplen con la normativa.
  • Si necesita contratar un crédito, infórmese bien de las condiciones y de la letra pequeña del contrato.
  • Compruebe que el establecimiento donde efectúe la compra dispone de hoja de reclamaciones.
  • Es aconsejable escoger siempre establecimientos y empresas que estén adheridas al arbitraje de consumo. Eso le garantizará que, en caso de conflicto, pueda acudir a la Junta Arbitral de Consumo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here