Se establecerán 1.000 puntos de control, donde se realizarán 20.000 controles diarios, sobre todo por la tarde y noche En la campaña de concienciación se vuelve a utilizar el anuncio de Stevie Wonder con el lema “Si bebes, no  conduzcas”.

Stevie Wonder

La creencia, todavía generalizada por una parte dela sociedad, de que hay que beber gran cantidad de alcohol para notar los efectos que éste produce en la conducción y la mayor ingesta de este tipo de bebidas durante las típicas comidas que son propias de este mes, llevan a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha, entre el 12 y el 18 de diciembre, una campaña especial de control y vigilancia del consumo de alcohol de los conductores.

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles, sobre este factor de riesgo de accidente,estableciendo más de 1.000 puntos de control con el objetivo de realizar 20.000 controles diarios de alcoholemia a conductores que circulen por las carreteras.

Como en campañas anteriores se ha cursado invitación a los Ayuntamientos de más de 25.000 habitantes, para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos, así como a la Comunidad Autónoma de Cataluña y País Vasco que tienen las competencias de tráfico transferidas.

Las pruebas no solo se realizarán en horario nocturno, sino también en horas del medio día, para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las típicas comidas navideñas.La toma de alcohol produce numerosas alteraciones orgánicas y psicológicas que pueden entrañar un grave riesgo durante la conducción de vehículos.

Está demostrada la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas y la reducción de la capacidad de conducción.

Aumento del tiempo de reacción, problemas de visión, incremento de la somnolencia, pérdida de control, excitabilidad o problemas de coordinación son sólo algunos de los efectos que provoca la ingesta de alcohol en la conducción, llegando a multiplicar por nueve el riesgo de accidente.

Campaña en los Medios

Como complemento a la campaña de vigilancia, Tráfico emitirá un anuncio en televisión de 10” en el que se recupera la campaña protagonizada en 1985 por el cantante Stevie Wonder cuyo slogan «Si bebes, no conduzcas» permanece todavía en el recuerdo. Con la idea de que a pesar de haber transcurridos 26 años desde dicho anuncio, el mensaje sigue siendo el mismo
“Si bebes no conduzcas”.

En radio, se pueden escuchar varias cuñas radiofónicas, apelando a lasensatez e inteligencia de los conductores para no conducir después de haber ingerido alcohol, y a la responsabilidad del resto de ciudadanos para no dejar conducir a alguien que ha bebido. Hay demasiados motivos para brindar y disfrutar con los nuestros y el alcohol no puede costarnos la vida,

ASPAYM colabora con tráfico

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y grandes discapacitados físicos (ASPAYM) colabora con la DGT,por sexto año consecutivo, en la concienciación de los conductores sobre el grave riesgo que supone para la conducción el consumo de alcohol. Para ello, personas voluntarias con lesión medular víctimas de un accidente de
tráfico acompañaran a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles de alcoholemia. En ese momento, el voluntario de ASPAYM se acerca al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando al mismo tiempo con su presencia, las consecuencias y secuelas irreversibles de los actos imprudentes.

ASPAYM desarrolla desde el año 2007 su propia campaña de sensibilización.

“No corras, no bebas… no cambies de ruedas” es el lema de su acción que acompañan con un folleto de consejos destinado a convencer a los conductores de que beber y conducir son incompatibles.

Bajo el titulo “Conduce como si te fuera la vida en ello” se recuerdan consejos a seguir para realizar con seguridad los viajes en coche en una época del año, como esta, en que se realiza un gran número de desplazamientos en automóvil por carretera.

La tragedia en datos

En 2010, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses realizó análisis toxicológico a 855 conductores fallecidos en accidente de circulación,de los cuales, 265 presentaron una tasa superior a 0,30g/l. Este dato, confirma que en al menos un tercio de los accidentes mortales, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante.

La ingesta de alcohol no solo está relacionada con una mayor accidentalidad,sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Aún con tasas de alcoholemia menores, el nivel de riesgo de accidente de tráfico puede llegar a multiplicarse por 9, de ahí, que desde Tráfico se haga un llamamiento a los ciudadanos para que el conductor no beba y se trate de impedir que otras personas que hayan bebido cojan el coche, no obstante,nunca se debe subir al coche con una persona que ha bebido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here