Nos nos podemos imaginar las navidades sin regalos, especialmente, para los más pequeños. Papa Noel y los Reyes Magos están ya preparando sus sacas para transportar los millones de juguetes que con mucha ilusión y nervios les han pedido.

Juguetes para Navidad. Planificar la compra y hacerla de manera anticipada puede ayudarnos doblemente

Llega ahora el turno de los mayores por cumplir los deseos del niño, pero antes de escribir la ansiada Carta a los Reyes y pedirles el regalo, conviene tener presente una serie de recomendaciones para hacer una adquisición segura, con el objetivo de evitar accidentes entre los menores (la norma que regula este tipo de productos es el Real Decreto 1205/2011, de 26 de agosto, sobre la seguridad de los juguetes).

Comprar los juguetes en tiendas o proveedores en línea de confianza, que normalmente aceptan devoluciones. Comprobar también los juguetes que les regalan a los niños, para evitar falsificaciones o productos poco seguros.

Adquirir sólo artículos que lleven claramente la etiqueta CE, ya sea en el mismo juguete o en su embalaje. Este marcado es la garantía del fabricante de que el producto cumple con las reglas de seguridad de la UE.

Elegir juegos adecuados a la edad, la capacidad y la destreza del niño. Los que no están destinados a su grupo específico de edad podrían provocarle lesiones. Atención a las piezas pequeñas desmontables si están destinados a niños menores de tres años, ya que podrían producir asfixia. Importante por lo tanto, seguir las instrucciones para montar y utilizar correctamente el juguete, y guardarlas en lugar seguro.

Por la novedad que suponen, ponga especial atención a los denominados Juguetes Conectados. De acuerdo con la Agencia Española de Protección de Datos, estos son juguetes que se encuentran conectados a Internet, y que suelen precisar la instalación de una aplicación en un dispositivo móvil (teléfono o tablet) y la creación de una cuenta, así como implicar intercambio de información entre el juguete e internet a través de la mencionada aplicación.

Permanecer atento mientras los niños juegan: asegurarse de que todos los juguetes se emplean del modo previsto. En el caso de patines, bicicletas o motos, deben llevar siempre casco y equipo de protección. Necesario comprobar cada cierto tiempo el estado de los juguetes para cerciorarse de que no estén deteriorados, hasta el punto de suponer un riesgo para la salud.

Una vez abierta la caja del regalo, conviene eliminar todos los embalajes y asegurarse de que los niños no juegan con los plásticos, pues pueden suponer un riesgo de asfixia.

Enseñar a los niños a ordenar sus juguetes y a no dejarlos en lugares de paso para evitar accidentes.

  • Informar de cualquier problema de seguridad de los juguetes al fabricante o al vendedor al que se lo hayan comprado.
  • Y no olvidemos respetar el medio ambiente.
  • Utilizar pilas recargables. Desconectar los juguetes y retirar las pilas, si no se van a usar durante un largo periodo de tiempo.
  • Al desechar un juguete eléctrico o electrónico, quite las pilas o baterías y deposítelas en contenedores adecuados a tal fin o en un punto limpio.
  • Deposite los envases y embalajes en los contenedores de reciclaje, salvo que se les pueda dar un segundo uso.

No olvide guardar el ticket de compra por si es necesario realizar cambios, devoluciones o una reclamación.

Antes de efectuar la compra, infórmese en el establecimiento de la política de devoluciones, así como de las condiciones de venta en general.

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros a través del formulario de Contacto o de nuestra línea directa «Teléfono del Consumidor«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here