Los consumidores que hayan acudido a su taller de confianza para realizar un cambio de neumáticos, se habrán topado con una nueva pegatina informativa diferente; más visible, facil de leer y con información más detallada.

El pasado mes de marzo conocíamos un nuevo etiquetado para mostrar la eficiencia energética de los electrodomésticos. Este mes de mayo, el Parlamento Europeo, a través de la normativa comunitaria 2020/740, ha aprobado el de los neumáticos. Un nuevo etiquetado que llevarán turismos, furgonetas y los camiones C3 pero no los neumáticos que hayan sido recauchutados.

La anterior pegatina que hemos estado utilizado desde 2012, solo nos mostraba la resistencia y el ruido externo de la rodadura y el agarre en mojado. En la nueva encontraremos mayor información respecto a la adherencia en superficies con hielo o nieve, el nivel de ruido de la rodadura exterior, el rendimiento del combustible y las emisiones de CO2. Además, deberán indicar, el nombre del fabricante, la capacidad de carga y velocidad, dimensiones y la identificación del neumático. También incorpora un código QR con toda la información sobre el neumático, incluyendo pictogramas que representan su comportamiento ante bajas temperaturas (frenada y tracción).

Así mismo, cambia la clasificación del etiquetado para el agarre en mojado y la resistencia a la rodadura, ahora en lugar de 7 niveles, tendrá 5 con letras que van de la A a la E. Detallamos: las clases A y C no cambian, los neumáticos C1 y C2 (coches y furgonetas), los que antes eran considerados Clase E por resistencia a la rodadura y su adherencia en mojado ahora pasan a ser clase D y las clases F y G ahora serán clase E.

La anterior normativa solo era obligatoria para turismos y furgonetas, ahora con la llegada del nuevo reglamento, deberá estar diponible también para vehículos industriales, los de clase C3.

Cabe destacar que que la etiqueta no será aplicable, de momento, a los neumáticos recauchutados. ¿El motivo?, todavía no existe un método de ensayo adecuado para medir su rendimiento, por lo que se se fija en dos años (2022) la conveniencia de que ya la lleven.

Seguirán excluidos del sistema de etiquetado los neumáticos homologados para circular a menos de 80 km/hora, los indicados para llantas de menos de 254 mm de diámetro o de más de 635 mm, neumáticos para vehículos históricos, competiciones deportivas, todoterrenos y los que lleven clavos.

Indicar también que la nueva normativa no obliga en ningún caso a los consumidores a cambiar los neumáticos de su vehículo, el objetivo es ampliar información para facilitar la decisión de compra y hacerla más transparente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here