¡El verano ya está aquí! Muchas horas de luz que nos permiten -entre otras cosas- disfrutar de comidas al aire libre, excursiones a la montaña o playa, o incluso, alojarse en un camping para estar en contacto con la naturaleza… ¡y con los mosquitos!.

Recomendaciones de la AEMPS para la identificación y el buen uso de pulseras repelentes de insectos

La llegada del buen tiempo y la lluvia de las anteriores semanas ha provocado que esos pequeños insectos se multipliquen. Son muy activos en las tardes del verano y aunque sus picaduras no suelen ser peligrosas, si son muy molestas ya que -como poco- nos provocan picores y rojeces en la piel. ¿Una solución eficaz? Los repelentes de insectos.

Aunque existen bastantes repelentes que si ahuyentan a los mosquitos, hay que tener en cuenta que no todos tienen la misma eficacia ni son aptos para todas las edades. Para conocerlos más en profundidad La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ofrece una serie de recomendaciones para la identificación y buen uso de estos productos.

El producto que aumenta la demanda en estos meses estivales es la pulsera antimosquitos. Esta categoría de pulseras cuenta con autorización sanitaria, y por tanto, su seguridad y eficacia, en las condiciones de uso establecidas en el etiquetado, han sido evaluadas por la AEMPS o por la Dirección General de Salud Pública, conteniendo sustancias activas de carácter biocida que repelen los insectos. Como consecuencia de esto, en su etiquetado siempre debe constar un número de registro y el etiquetado deberá incluir la función del producto, composición, modo de empleo y advertencias para un uso seguro que garantice su control sanitario a la ciudadanía.

En el mercado también podemos encontrar otra categoría de pulseras, las cuales contienen sustancias que no son biocidas, como por ejemplo, la citronela, siendo su función la aromática y no la repelente. Estas pulseras no están sujetas a evaluación sanitaria y, por lo tanto, no llevan un número de registro en su etiquetado y no están autorizadas.

La AEMPS, recomienda en zonas de riesgo de enfermedades trasmitidas por insectos:

  • Evitar el uso exclusivo de pulseras repelentes de insectos.
  • Aplicar sobre la piel medidas complementarias de protección: repelentes en loción, spray, gel, etc.
  • Seguir las medidas preventivas que comuniquen las autoridades sanitarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here