Seguir un protocolo adecuado cuando perdemos nuestra Tarjeta de Crédito ó Débito puede ahorrarnos más de un disgusto. A continuación te damos algunos consejos y pautas para que ésta, nada agradable operación, se realice con las debidas garantías de éxito.

Llegan las navidades, las compras ¡las fiestas!. Nuestras tarjetas de débito y crédito se van a someter a un trabajo muy, muy intenso. En mitad de semejante ajetreo, miles de Consumidores sufrirán la pérdida de ése codiciado (¡y útil!) pedacito de plástico. Parece fácil pero…. ¿seguro que sabes cómo debes proceder cuando ésto ocurre?, ¿cómo no cometer errores en el proceso?. Nosotros te ayudamos.

Uso de la tarjeta de crédito

Te dispones a hacer un pago, echas mano de la cartera ó buscas en el bolsillo…. y llegas a ése fatídico momento en el que te das cuenta: la tarjeta de crédito no aparece. Comienza entonces el peregrinar por las habitaciones de la casa, últimos establecimientos visitados y llamadas angustiosas al familiar de turno. Es cuando debes asumir lo inevitable: ¡la has perdido!.

¿Qué podemos hacer como Consumidores y Usuarios?. En primer lugar, y desde el mismo momento en el que percibimos la (posible) desaparición, debemos solicitar a nuestra entidad bancaria que realice un bloqueo temporal. Podemos hacerlo directamente a través de la Banca Digital (ésa que tan poco nos gusta en Atención al Consumidor) «apagando» momentáneamente la tarjeta ó bien llamando al teléfono que, prácticamente todas las entidades, tienen para éste fin. El servicio, por el momento, es totalmente gratuito. Por el momento….

De ésta forma, la tarjeta que hemos extraviado (¡o nos han sustraído!) pasa a estar totalmente inoperativa hasta que nosotros digamos lo contrario. ¿Que finalmente aparece a los 5 minutos?, ¡enhorabuena!, pues repite el procedimiento anterior, vuelves a «encenderla» y puedes usarla de forma inmediata. ¿Que se resiste a dar señales de vida?, ¡tranquil@!, puedes buscarla con toda la calma del mundo por que hasta que tú no lo decidas… la tarjeta no se vuelve a activar. Y no, que seguro que te lo estarás preguntando, tampoco pueden usarla en Internet ó con el Contactless con compras inferiores a determinado importe.

Malas noticias: se ha perdido y no volverá.

Si pasado un tiempo prudencial desde ése primer bloqueo (que recomendamos no alargar más allá de las 24 horas), ha llegado el momento de asumirlo: nos hemos quedado sin tarjeta. También puede ocurrir que, tras ése bloqueo temporal, algún buen convecino, la Policía ó un comercio nos digan que la han encontrado. Puede parecer una buena noticia pero… quizás no lo es tanto: ¿quien no te dice que en todo ése transcurso alguien no ha anotado la numeración?, ¿que ha hecho una foto a ambas caras?. Si ésto ocurriera, en cuanto quitemos el bloqueo temporal es posible que los malhechores estén al acecho y nuestro saldo empiece a mermar de forma sorprendente.

Problemas con Compra On Line
Problemas con Compra On Line

Debemos proceder entonces al bloqueo definitivo. Las propias APPs de la entidad bancaria suelen permitir al Consumidor ésta opción (¡ojo! no todas), pero si no es éste el conducto que utilizamos para el bloqueo podemos acudir al teléfono (normalmente 24 horas) que el banco solicita para éste menester. Paradójicamente acudir directamente a oficina no suele ser la mejor opción: colas, retrasos, citas previas, negativas… hasta es posible que salgamos de la oficina con la tarjeta sin bloquear…. pero con un flamante nuevo seguro de hogar. ¡Cuidado! (de éste tema en concreto, hablaremos largo y tendido en Atención al Consumidor).

Toca, por lo tanto, encomendarnos al sufrido operador que será quien ponga fin a todo éste periplo. ¡Importante!, por muchos nervios, disgusto ó pavor que uno tenga, SIEMPRE es más que recomendable que llame el propio titular de la tarjeta. Y ¡ojo!, una cuenta bancaria puede tener varios titulares, pero las tarjetas, salvo excepciones puntuales, sólo vienen a nombre de una persona (que es el que viene estampado en la propia tarjeta). No seas tímid@…. y llama tú.

Si no llama el titular (a ser posible desde el número de teléfono que facilitamos a la entidad para facilitar nuestra identificación) preguntas como ¿alguien la ha utilizado, ¿ha habido algún movimiento?, no podrán ser contestadas, ya que la entidad debe cumplir la normativa de privacidad Española y Europea. Tenlo en cuenta.

Idea

Estos días de ajetreo más de uno (¡y de dos!) Consumidores perderemos nuestras tarjetas bancarias, antes de entrar en pánico, sigue los pasos que te hemos indicado…. pero si no estas por la labor de leer todo ésto, también puedes contactar con nuestra Oficina del Consumidor y nosotros te iremos guiando paso a paso para que puedas recuperar tu dinero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here