Hace apenas un mes, mientras lidiábamos con los rigores del confinamiento, publicamos un artículo en el que señalábamos algo que hoy ya todos sabemos (y padecemos): el Canal On Line en España no estaba preparado para las exigencias derivadas de la crisis del Covid-19. Pasado todo ése tiempo, y con muchos Consumidores esperando aún sus pedidos, hemos descubierto que el problema es más profundo y grave de lo que creíamos.

La semana pasada mostrábamos en Redes un caso peculiar: un pedido realizado a través de la web de Decathlon que parecía clonarse de forma indefinida cada 7 días, algo que nos generó una muy lógica preocupación y así lo compartimos con todos vosotros. Unas horas después recibíamos la llamada de un responsable de la compañía explicándonos lo ocurrido y ofreciéndonos una solución. Algo que, desde luego, queremos agradecer a Decathlon en general y muy particularmente a su Centro en Burgos.

Compras on line que son una estafa

Afortunadamente, el pedido se replica en la interfaz pero no se factura ni se vuelve a emitir por lo que, si percibís una situación similar, es conveniente que contactéis con la empresa (para proceder a su anulación), pero desde una total tranquilidad.

Resuelto éste caso puntual, nuestro interlocutor nos ofreció una explicación técnica bastante rotunda: no sólo han colapsado los canales de venta On Line en España: ha fallado todo el sistema… ¡en todo el planeta!.

Un colapso general.

Sólamente para que os hagáis una idea, el primer día que se permitió en España la práctica deportiva, la web de Decathlon registraba en un sólo minuto a más de un millón de usuarios conectados de forma simultánea. Un gran número de ellos cursando pedidos. Obviamente se produjo un colapso… incluso al otro lado del Atlántico: los servidores de grandes multinacionales como Cisco u Oracle eran incapaces de afrontar éstos picos de demanda y comenzaban a caer en cadena.

Como refleja éste artículo de la consultora especializada IOT News, cabe hablar abiertamente de una «crisis planetaria» en los sistemas y tecnologías de la información.

La adopción generalizada del teletrabajo, el vertiginoso incremento de las compras On Line, un consumo masivo de contenidos de ocio a través de la Red y la necesidad constante de mantenerse comunicados e informados, ha generado una fenómeno insólito: los sistemas y canales tecnológicos de prácticamente todos los países… no han podido más.

La situación ha afectado a las Empresas de Venta, a las de Logística y – como ya habréis constatado – al Consumidor final. Y peor aún, como indica IOT News, ésta ruptura del flujo suministro puede generar «réplicas» a lo largo de los próximos meses.

Idea

….Llegados a éste punto, nos preguntaréis: ¿qué puedo hacer como Consumidor?. En primer lugar, y como ya indicamos al principio de la Pandemia, debemos tener paciencia: atravesamos un momento completamente insólito para todos… y debemos adaptarnos todo lo posible. El segundo consejo es «comunicación»: antes de proceder a la compra es conveniente hablar con el vendedor para que nos pueda orientar sobre plazos, stocks y disponibilidades, no confiar plenamente en lo que nos pueda indicar su página web. Si pese a éstos consejos, no logramos que la transación vaya por buen camino, ponemos a entera disposición del Consumidor nuestro equipo Técnico y Humano para poder dar asesoramiento las 24 horas del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here