Es todo un patrimonio gastronómico: el Aceite de Oliva es uno de los elementos nutricionales más reconocidos y reputados de nuestra cocina, de nuestra vida y de nuestra salud. En Atención al Consumidor siempre hemos considerado que suministrarlo en envases plásticos ni procede ni beneficia en absoluto al producto. Afortunadamente, alguien ha pensado como nosotros y ha decidido poner fin a éste desatino.

No se podrá vender aceite de oliva «Virgen Extra» en envases plásticos. Así de tajante se muestra el anteproyecto que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pretende implantar en fechas inmediatas. Cierto es que habrá algunas excepciones pero, por lo general, nuestro aclamado «Oro Líquido» dejará – por lo general – se suministrarse en un formato tan poco respetuoso con el propio producto y con el Medio Ambiente como es el plástico.

Hace apenas unos días el MAPA (Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación) hacía públicos los resultados del «Premio Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra», un merecido reconocimiento a ésa piedra angular de nuestra Gastronomía. En el certámen el gran ganador fue el aceite de Cortijo de Suerte Alta afincado en Albendín-Baena (provincia de Córdoba) que llegó a obtener la máxima distinción: «Premio Especial Alimentos de España».

Nueva Reglamentación para el Aceite de Oliva.

Sin embargo el gran «ganador» ha sido el propio Consumidor ya que en ésta apuesta por preservar la calidad de los aceites… el Ministerio ha decidido ir aún más lejos.

Junto a la mencionada prohibición (de la que quedan exentos los formatos monodosis, claves en nuestra Hostelería) se añaden nuevas limitaciones: la capacidad de los envases destinados al Consumidor final tendrá un máximo de 5 litros (la clásica «garrafa»), aunque el texto no especifica si tal formato deberá comercializarse en vidrio ó plástico.

Con frecuencia vemos en el envase de multitud de subproductos los términos «virgen» ó «virgen extra» como un reclamo de calidad, muchas veces sin saber hasta qué punto tal denominación hace honor a su nombre. Para evitarlo, el proyecto indica que la presencia del codiciado «Virgen Extra» sólo se podrá mencionar en el apartado de ingredientes, pero no en su rotulación «más comercial».

Ahora sabremos de dónde viene el Aceite.

Una de las grandes reivindicaciones del Consumidor Español es el poder conocer la procedencia del aceite que compramos. Paradójicamente, muchas botellas de los lineales de tiendas y supermercados no contienen aceite español, aunque traten de convencernos de lo contrario en el etiquetado («Producto Envasado en España», cuando en realidad proviene de países como Marruecos, donde los costes y los estándares de calidad son notablemente más bajos).

El Ministerio ha decidido afrontar ésta lacra estableciendo un sistema de Trazabilidad para todos los aceites de oliva elaborados y comercializados en España. Para ello se implantará un sistema de registros que nos permitirá conocer el origen real de cada botella ó garrafa que adquiramos.

Idea

Somos conscientes de que tales medidas pueden suponer un pequeño incremento en el precio final del producto (¡nada grave, esperamos…!) pero – a cambio – nos permitirá disfrutar del Aceite de Oliva de una forma más saludable y, también, respetuosa con el planeta. Por cierto, os dejamos un enlace para que podáis conocer los distintos tipos de aceite (click aquí), os aseguramos… que os vais a sorprender.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here