Se ha detectado que en el vehículo Bentley modelo Continental GT/GTC y Flyng Spur el eje trasero de los vehículos equipados con frenos de carbono y cerámica, los tornillos de acero inoxidable que fijan el rotor a la campana metálica podrían fallar debido a una rotura de corrosión por tensión, cuando el vehículo se utiliza en entornos con un alto contenido en sal.

Producto notificado a través de la Red de Alerta

Nº: CCAA-395/2013
Identificación del producto: VEHÍCULO, marca BENTLEY, modelos CONTINENTAL GT/GTC y FLYNG SPUR (fabricados con frenos de carbono y cerámica (CSiC) entre julio de 2006 y junio 2010)

Categoría: Vehículos y accesorios

Naturaleza del riesgo: Accidente de tráfico

En el eje trasero de los vehículos equipados con frenos de carbono y cerámica, los tornillos de acero inoxidable que fijan el rotor a la campana metálica podrían fallar debido a una rotura de corrosión por tensión, cuando el vehículo se utiliza en entornos con un alto contenido en sal. Si el tornillo fallara, el cliente
oiría un ruido, pero el freno seguiría siendo cien por cien eficaz. Sin embargo, si el disco afectado llegara a perder 8 de los 10 tornillos, se perdería capacidad de frenada en esa rueda trasera. Esto podría provocar un ligero aumento de la distancia de frenada, lo que a su vez podría resultar en una colisión

Medidas adoptadas por el órgano notificante:

La empresa ROYAL CROWN MOTORS (BENTLEY MADRID) ha comunicado a las autoridades de consumo de Madrid el problema del vehículo y las medidas que
voluntariamente ha adoptado, consistentes en enviar una notificación por escrito a los propietarios de los vehículos afectados, a través de la red de
distribuidores oficiales, para cambiar los tornillos originales por tornillos fabricados en un material no susceptible a sufrir fisuras

Órgano notificante: Comunidad de Madrid

Fecha: 25/10/13

Instituto Nacional del Consumo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here