Ahora se trabaja en el desarrollo de las normas técnicas que aseguren la correcta compatibilidad con todos los modelos de telefonía movil

A partir del año 2011, todos los teléfonos móviles que se vendan en el ámbito de la Unión Europea deberán de funcionar con el mismo cargador universal. Así lo aseguró  un portavoz del ejecutivo comunitario, que también señaló que el desarrollo de las normas técnicas adecuadas para garantizar la compatibilidad y la seguridad de los nuevos cargadores avanza en buena dirección.

En un primer momento, algunos de los más importantes fabricantes, como Nokia, Sony-Ericsson o Samsung, firmaron un pacto con Bruselas para llevar a cabo la estandarización de los modelos de cargador en 2010. Sin embargo, esta fecha, tal y como ha comunicado la Comisión Europea, se ha postergado para comienzos del siguiente año.

Los nuevos modelos de cargador que se implanten conservarán las distintas marcas, pero se podrán utilizar de modo indistinto en todos los teléfonos móviles, con independencia de su fabricante. Este nuevo aparato se basará en la tecnología micro-USB, que aunque forma parte de las nuevas generaciones de teléfonos, no está presente en los móviles más antiguos, que precisarán de un adaptador.

En la actualidad, existe una amplia gama de cargadores diferentes para teléfonos móviles en la Unión Europea, incluso dentro de una misma marca. Esta multiplicidad, además de producir complicaciones a los consumidores, también genera una gran cantidad innecesaria de residuos electrónicos.

Fuente consumer.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here