Hoy, 1 de septiembre, cambian los mecanismos de compra On Line: muchas empresas aplican la directiva PSD2, que te impedirá hacer algunas operaciones digitales como hasta ahora. Ésta nueva normativa se estableció para dar una mayor seguridad al Consumidor, aunque su implantación no está siendo en algunos casos…. la adecuada.

Habréis recibido emails de vuestra plataforma favorita de pago, SMS de la entidad bancaria, todos ellos indicando que se va a cambiar la normativa y que ya no vas a poder comprar como antes. ¿Qué está ocurriendo?, ¿tengo que actuar de algún modo?. Mucho nos tememos que sí, que tienes que adaptarte como Consumidor…. aunque quizás no exactamente de la forma que te proponen. Mejor te lo explicamos.

Compras en Internet

No sin cierto retraso, pero empieza a entrar en vigor la normativa PSD2. Ya hablamos de ella a finales del año pasado en un extenso artículo («Se acabó: Ya no vas a poder comprar como hasta ahora», click aquí), pero es, precisamente ahora, cuando las entidades en España y en Europa empiezan a adoptar medidas.

La idea, el planteamiento, es reforzar nuestras compras y operaciones On Line haciendo uso de las nuevas tecnologías de seguridad que, prácticamente todos, llevamos ya incorporadas en nuestros dispositivos. El problema principal (que no el único) es que ésta transición «a la forma segura» se ha realizado tarde y sin la debida gradualidad, por lo que ha sorprendido a miles de Consumidores…. y a numerosos servicios de Atención al Cliente: «¿por qué no puedo hacer ésta operación?». Recibimos una eterna espera como respuesta.

¿Culpable? la «Autenticación Reforzada»

Tarjetas de Crédito

Todavía hoy, perder una tarjeta de débito ó crédito puede ser una tragedia. Cualquiera que encuentre una, dispone de amplia libertad para utilizarla: pagos contactless en el Supermercado, compras en Internet, suscripción a servicios….

No hace falta conocer el código de seguridad ni – ¡lamentablemente! – en los establecimientos suelen pedirnos el DNI para cotejar nuestros datos. Lo podemos decir abiertamente: la seguridad, como sistema de pago, que han ofrecido éstas tarjetas hasta ahora es muy deficiente.

La nueva normativa exige a bancos y empresas de pago utilizar un sistema que llaman de «Autenticación Reforzada» (también aparece reflejada con las siglas AMF, SCA ó ARC) ó dicho de otro modo, cada vez que realicemos una compra ó transacción «On Line» tendremos que verificarla por un «segundo canal»: empleando la huella dactilar, detección facial, mediante un código que recibiremos a través de mensaje….

De ésta forma quien pretenda utilizar tu tarjeta tendrá serias dificultades para realizar cualquier transacción en la Red. Hasta aquí todo bien (aunque nos haya pillado a muchos Consumidores «de repente»).

Una disculpa para «colarnos» la Banca Digital.

Lamentablemente, algunas entidades bancarias han utilizado la disculpa de la PSD2 y de la «Autenticación Reforzada» para obligar a sus clientes a hacer uso de sus sistemas de Banca Digital. Ó dicho de otro modo: el Consumidor de «a pie» pasa a ser su propio Gestor Bancario.

El beneficio para éstas entidades es más que evidente pero para el usuario no tanto, ya que le obligan a asumir unos riesgos que no le corresponden. ¿Banca Digital para poder cumplir con la «Autenticación Reforzada»?, lo vemos algo forzado pero sí, podría valer. Eso sí, ¿utilizar la PSD2 para aliviar el trabajo de los profesionales de la Entidad?. No; éso como Consumidores, no podemos tolerarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here