Tarjetas de Crédito, de débito… y de Prepago: Compra Seguro en Internet

0
46

Comprar en Internet es cada día más seguro. Tanto las normativas de cada país como los programas que utilizamos permiten al Consumidor realizar ésta labor con un amplio margen de seguridad. Sin embargo, los amigos de lo ajeno siempre están al acecho, por lo que hoy vamos a hablaros de una herramienta que puede resultar de gran utilidad: las Tarjetas Prepago.

Más de un Consumidor asociará el término «Tarjeta Prepago» con la conocida fórmula que usan las compañías de Telefonía. En realidad el sistema no es muy distinto: una tarjeta que sólo nos permite gastar la cantidad de dinero que tenemos «ingresada» en ella. De ésta forma estamos cubiertos ante gastos imprevistos, pérdidas y otros errores que – casi siempre – acaban en disgusto.

Tarjeta Trampa
Tarjetas de Crédito e Internet: Cuidado!

Seguro que os suena: vemos una oferta irresistible en Internet, todo parece indicar que es una página segura, tenemos preparada nuestra tarjeta… pero en el último minuto decidimos abandonar la operación: dar nuestro número de tarjeta nos da pavor.

Como ya hemos abordado en artículos anteriores (click aquí), nuestras Tarjetas de Crédito y Débito no siempre nos ofrecen las garantías que desearíamos, de ahí que mostremos cierta desconfianza ante algunas operaciones.

Solución: el Prepago (sí, pero…).

Las Tarjetas de Crédito tienen el serio inconveniente de que la cantidad que podemos gastar puede ser, incluso, muy superior a la que tenemos en nuestra cuenta bancaria, por lo que un problema de seguridad puede acarrearnos un gasto considerable: no sólo se puede ver afectado nuestro crédito, también los intereses y pagos que van asociados.

Como indica don José María Ayuso en el vídeo de cabecera, tampoco la Tarjeta de Débito genera al Consumidor una mayor confianza: pensemos que éste soporte va asociado directamente a nuestra propia cuenta bancaria por lo que, en muchas ocasiones, el peligro – al comprar On Line – es aún mayor que el derivado del uso de la propia Tarjeta de Crédito.

En los últimos años las Tarjetas de Prepago se han convertido en la solución ideal para nuestras Compras en Internet. En ésta modalidad, sólo podemos disponer del dinero que tengamos ingresado en la Tarjeta, por lo que si ocurre cualquier percance y se supere nuestro saldo (robo de número, cobro de precio superior al ofertado, comisiones adicionales…) casi, con total seguridad, la transacción no se llevará a cabo.

Ten ésto en cuenta:

Fáciles de conseguir (no necesitamos ni cuenta corriente), relativamente baratas de mantener… Sin embargo, es preciso que comentemos algunos matices antes de recomendar ésta fórmula:

  • Inexplicablemente, algunas entidades bancarias (presuntamente para garantizar la disponibilidad de saldo), permiten vincular éste tipo de tarjetas a nuestra propia cuenta corriente, por lo que – en caso de producirse un problema – nuestra tarjeta funcionaría de manera similar a una Tarjeta de Débito. O dicho de otro modo: de poco nos sirve la fórmula pregago.
  • También debemos tener en cuenta las famosas comisiones. El uso de éstas tarjetas suele conllevar gastos asociados a conceptos como ingresar dinero, intentar hacer un pago sin fondos suficientes ó transferir fondos a otro soporte. Por lo general suelen ser micropagos que rara vez superan los dos euros… pero que para los usuarios más «activos» puede llegar a suponer un gasto considerable.

Una de las fórmulas más seguras es la que nos ofrecen servicios como Correos España. No es, desde luego, una de las ofertas más baratas (el cobro de comisiones es constante) pero sí que nos da unas solidas garantías, posibilidad de gestionar su uso mediante una APP (mejorable, bien es cierto) y, lo más importante, no está vinculada a ninguno de nuestros productos ó entidades bancarias.

Comprar en Internet seguirá dependiendo en buena medida de nuestra cordura y sentido común, pero gracias a éste tipo de herramientas… todo será un poquito más seguro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here