Se ha identificado a través del Sistema Español de cosmetovigilancia una serie de malos usos y prácticas de los productos cosméticos que pueden suponer un riesgo para la salud.

Tras el análisis de los casos recibidos en los últimos años, se observa que cierto número de ellos son debidos a un uso inadecuado de los productos cosméticos por parte de los consumidores. Aunque estos son una minoría, pueden evitarse siguiendo unas pautas generales de buen uso.

En consecuencia, se indica un decálogo de recomendaciones para concienciar sobre la necesidad de usar productos cosméticos de manera adecuada para evitar posibles riesgos derivados de su mala utilización.

Visualizar infografía (click aquí).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here