Los edulcorantes E 950, E 952, E 954, E 955, E 959 y E 960 ya pueden emplearse en confituras, jaleas y mermeladas de valor energético reducido.

Asistimos a otro paso en la evolución de la Lista Positiva de Aditivos (Reglamento 1333/2008). En una de las últimas modificaciones, se ha ampliado el uso de acesulfamo K (E 950), ácido ciclámico y sus sales de sodio y calcio (E 952), sacarina y sus sales de sodio, potasio y calcio (E 954), sucralosa (E 955), neohesperidina DC (E 959) y glucósidos de esteviol (E 960) a todas las demás frutas y verduras para untar similares de valor energético reducido. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) entiende que no puede tener una repercusión sobre la salud humana y, por tanto, procede a la modificación. Explicamos cuáles son las últimas novedades y porqué están justificados estos nuevos usos.

La modificación de la lista positiva de aditivos (Reglamento 1333/2008) aprobada a través del Reglamento (UE) nº 913/2013 abre el abanico de edulcorantes (E 950, E952, E954, E955, E959 y E960) que pueden utilizarse en frutas y hortalizas para untar, en el segmento concreto de las de valor energético reducido. Los edulcorantes que se modifican son:

  • Acesulfamo K (E 950)
  • Ácido ciclámico y sus sales de sodio y calcio (E 952)
  • Sacarina y sus sales de sodio, potasio y calcio (E 954)
  • Sucralosa (E 955)
  • Neohesperidina DC (E 959)
  • Glucósidos de esteviol (E 960)

Estamos ante una evolución y mejora de la legislación reguladora de aditivos alimentarios, ya que permiten nuevos usos para edulcorantes que habían sido objeto de regulación por parte del Reglamento (CE) 1333/2008, que permitía su utilización en confituras, jaleas y mermeladas de valor energético reducido, así como en otros productos similares a base de fruta o de frutos secos de valor energético reducido o sin azúcar añadido.

Nuevos usos justificados de aditivos

En este caso es interesante ver que las autoridades competentes se abren a otros usos de los aditivos siempre y cuando se justifique la necesidad técnica y la ausencia de riesgos o repercusiones negativas para las personas. Esta ampliación, la solicitud se presentó en mayo de 2012, ha sido posible en poco más de un año. Por este motivo, animamos a que la industria plantee este tipo de propuestas ya que la «Lista Positiva de Aditivo» no está «escrita en piedra».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here