Llevas mucho tiempo aguardando, pero ahí está: tu flamante pantalla plana de 60 pulgadas se encuentrea ya colocada sobre la mesa, enchufada al equipo de sonido envolvente… y esperando que la enciendas para disfrutar de un merecido espectáculo audivisual. Sin embargo, tras dar al boton de «on» y esperar unos interminables segundos compruebas que algo no va bien: ¿qué son ésos puntitos?.

Pixeles y pantallas

Afortunadamente, cada vez es menos frecuente, pero a día de hoy todavía podemos adquirir televisiones, móviles y equipos informáticos que presentan éste temido problema técnico: hay píxels que no funcionan. Pero, ¿qué es un píxel?.

….en ocasiones es un síntoma de que algo no va bien en nuestro equipo».

Actualmente, casi todas las pantallas que utilizamos diariamente: smartphones, ordenadores, televisiones y hasta relojes están compuestas por pequeños puntos de luz que son los que (en su conjunto) forman finalmente la imagen. Como curiosidad diremos que la palabra deriva de la palabra coloquial «Pix» (abreviatura de Picture ó imagen) y «Element» (elemento). Cada uno de éstos puntitos es capaz de adoptar casi 17 millones de colores distintos, de ahí que podamos disfrutar de la calidad de imagen y los matices que generan las pantallas modernas.

Los Píxels también mueren.

Sin embargo, algunos de éstos diminutos elementos puede no funcionar bien… y emitir un color inadecuado, ó simplemente, no funcionar (por lo que aparece ésa consabida y desquiciante motita negra en nuestra imagen).  En los dispositivos de mayor tamaño (como las televisiones) que, logícamente, vemos a cierta distancia, la aparición de éstos molestos «píxels muertos» inicialmente no tiene una gran repercusión. Sin embargo, cuando ésto ocurre en la nueva pantalla de nuestro smarphone, aparece el lógio conflicto con el Consumidor.

Habitualmente, el fallo es meramente estético, pero en otras ocasiones es un síntoma de que algo no va bien en nuestro equipo. De hecho; hay varios tipos de «errores de píxel» que debemos tener en cuenta… y que pueden hacer necesario que hagamos uso de la garantía:

  • Píxel Muerto: El píxel está apagado permanentemente y en la pantalla se refleja un diminuto puntito negro.
  • Píxel Caliente: Cuando el píxel está permanentemente encendido y no se sincroniza con el resto. Cuando ésto ocurre el color del puntito pasa a ser blanco. Obviamente, la vida útil de éste píxel se verá sustancialmente reducida.
  • Píxel Atascado: Cuando el píxel se queda bloqueado en uno de los tres colores básicos (azul, rojo ó verde). en pantallas pequeñas resulta especialmente molesto, ya que es el fenómeno más visible de los 3 supuestos que indicamos.
Los píxeles muertos no tienen, por lo general solución, los calientes son reparables en algunos casos y los atascados tienen una alta capacidad de resolución, por lo que conviene tener muy en cuenta ell color y número de los elementos afectados para saber si tendremos que hacer uso de la garantía.

¿Cuando Reclamar?.

 Los equipos que compramos en la Unión Europea (importante ésta matiz…. y ojo con las «webs externas») deben cumplir la norma ISO 13406-2 que permite comercializar pantallas con subpíxeles defectuosos, pero ¿hasta qué punto (…y nunca mejor dicho)?. Determinados servicios técnicos y fabricantes consideran «extraoficialmente» la cantidad de 5 píxels como número máximo antes de determinarlo como defectuoso.

Si los Píxels pertenecen al Grupo 2 (Píxel Caliente) ó Grupo 3 (Píxel Atascado) es muy probable que el Servicio Técnico pueda repararlos. No obstante, y en el caso de un equipo de nueva adquisición, si en vez de la sustitución nos ofrecen ésta solución alternativa, podemos adoptar ó, directamente, deshacer el contrato de compra y solicitar el reintegro del dinero.

En todo caso, siempre que se manifiesten éstos pequeños, pero molestos, elementos, debemos plantearnos la posibilidad de Reclamar, ya no por que afecten a nuestra experiencia de uso; también pueden ser el preludio de un avería de mayor calado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here